• LPSL

Ya no da para más! Inseguridad brutal en las casas de san Luis. La provincia no responde

La ola de inseguridad en San Luis no da respiro. Robos y violencia son moneda corriente mientras los ciudadanos se sienten cada vez más desprotegidos. El polémico accionar de la Policía deja en evidencia un sistema de corrupción y delito.

Además de los robos al voleo y los motochorros, en las últimas semanas se ha implementado una nueva modalidad delictiva. Las entraderas en casas desocupadas por lapsos de tiempo.


Los vecinos aseguran que la Policía libera la zona y que durante horas previas los delincuentes realizan tareas de reconocimiento de los movimientos de los ocupantes de la vivienda. Además tienen la teoría de que luego de los robos se reparten las ganancias, al menos así denunciaron varios desde el anonimato, por miedo a represalias.


Si las políticas en materia de seguridad eran flojas, la candidatura del ministro Ernesto Neder Alí convirtió el ministerio en una sede partidaria y lejos de resolver los problemas, los incrementó.


Mientras tanto la gente invierte en costosos elementos de seguridad para sentirse “protegidos”, labor que deberían realizar las fuerzas de seguridad, pero que en la actualidad están acéfalas.