• LPSL

¿Y Alberto? CFK bendijo a Agustín Rossi como candidato a presidente en 2019

Ayer, medios porteños anticiparon que luego del Mundial de fútbol en Rusia, “Agustín Rossi explicitará lo que hasta el momento era un secreto a voces. Lanzará su candidatura para presidente por Unidad Ciudadana entre julio y agosto, e iniciará un largo camino de instalación de imagen y campaña electoral”, publicó el diario Infobae.

Rossi cuenta con el aval de la ex presidente Cristina Kirchner, con la que habló en las últimas semanas y a la que le planteó sus intenciones de ser candidato. Como jefa política del kirchnerismo, Cristina aprobó la candidatura del legislador santafecino y le dio vía libre para que construya su proyecto presidencial. El mismo respaldo recibió de Máximo Kirchner, líder de La Cámpora, quien le pidió recorrer el país para juntar adhesiones y darle volumen a un armado K.

El "Chivo", como lo apodan en el micromundo de la política nacional, tiene en claro que si la ex mandataria decide volver a presentarse para competir por la presidencia, su destino será acompañar y respaldar esa candidatura. Esa es la barrera que puede encontrarse en la ruta que tiene planeada recorrer.

En el caso de que Cristina no sea candidata, el ex ministro de Defensa espera recibir el apoyo de la ex mandataria para seguir adelante con su proyecto electoral. Cree que ese empujón sería clave para posicionarse y crecer en las encuestas. Por ahora son solo hipótesis de un dirigente que tiene la decisión de avanzar con una candidatura hasta que la ex presidente decida su futuro. "Ser el plan B si Cristina no es candidata, no está nada mal", reflexionaron en el círculo íntimo del santafecino.

Pero Rossi no es el único que pretende ser candidato por el kirchnerismo. El jefe de Gabinete Jorge Capitanich y el ex ministro de Economía Axel Kicillof aparecen en una eventual carrera para una precandidatura. Ninguno de los dos lo explicitó, por lo que sus nombres solo forman parte de un sinfín de rumores que, por momentos, se acercan a una verdad objetiva. A ellos se suman Alberto Rodríguez Saá y Felipe Solá, dos dirigentes que dejaron entrever públicamente la posibilidad de emprender el mismo camino que el santafecino.

La intención de desarrollar una gran PASO sigue siendo el objetivo de Rossi y de la mayoría de los dirigentes del kirchnerismo. Ven en esa posible competencia la posibilidad de generar un volumen electoral mayor y poner frente al oficialismo una sola alternativa peronista. Pero en el entorno del diputado reconocen que la elección primaria depende más del panperonismo que del kirchnerismo. Si no hay acuerdo para competir, habrá dos opciones electorales bajo el paraguas peronista. Por un lado el kirchnerismo y por otro una fórmula que salga del espacio donde hoy conviven el peronismo federal, el massismo y el randazzismo.