• LPSL

Videla, el Che y un ancestro de apellido "Ladrón" se suman al linaje de los Rodríguez Saá

Si algo le estaba faltando a la pelea entre el Alberto y el Adolfo era que salieran los parientes a opinar. Hace unas semanas fue Juan Martín, el hijo de la Zulema y ahora apareció Nicolás Rodríguez Saá, según dicen el más vago de la familia (algunos aseguran que supera en flojera al mismísimo Tío Alberto). Nicolás fue entrevistado por la Revista Noticias y entonces aseguró que la familia Rodríguez Saá cuenta con un linaje donde la reescritura de la historia por parte de los tíos suma de manera permanente nuevos “próceres” al acervo familiar.

Según Nicolás Rodríguez Saá, el mismo que el año pasado para el aniversario de San Luis se confundió y posteó una foto de San Luis Potosí, dijo en la entrevista que los Rodríguez Saá son parientes del genocida Videla y también del Che Guevara. Raro que el Alberto no haya salido antes a fanfarronear con tan ecléctico parentesco, que explicaría en algún modo la veleta política que han sido los Rodríguez Saá a lo largo de los últimos 40 años.


Según cuenta un testigo, el 1 de septiembre de 1975 el Adolfo y el bloque de diputados bautizado por Elías Adre como Los Cinco Latinos, junto al intendente Dopazo, mantuvieron una reunión en San Luis con Jorge Rafael Videla. Un mes después, Los Cinco Latinos y Oraldo Britos denunciaron como montonero a Adre a través de un telegrama enviado al –hoy nos venimos a enterar- pariente genocida de los Rodríguez Saá.


Nadie se explica la pelea entre el Alberto y el Adolfo, entonces una posible salida a la disputa haya sido la repartija “Videla para mí y el Che para vos”. Desde entonces el Alberto abandonó sus afectos por el fiscalito Rodríguez y el represor Luis Abelardo Patti y dejó fluir su socialismo reprimido, posando para la foto fumando Cohibas y leyendo el Granma.


Pero el dato más relevante de todos los aportados por este verdadero investigador de la genealogía familiar es que los Rodríguez Saá descienden de un antepasado de apellido Ladrón de Guevara, lo que lleva a concluir que la rama del genocida Videla influyó en el Adolfo y la rama del Che influyó en el presunto progresismo tardío del Alberto, mientras que los genes del apellido “Ladrón” se impusieron por sobre los demás desde 1983 en adelante.