• LPSL

Vecinos de Potrero denuncian abandono del autódromo y piden que el gobierno retire las rejas

Luego de las críticas efectuadas por parte de Adolfo Rodríguez acerca del enrejado que delimita el autódromo de Potrero de los Funes y que impide la vista al lago, el gobierno anunció que comenzará el retiro de un sector del vallado. Sin embargo vecinos de la localidad serrana solicitan que el gobierno elimine el enrejado completo y además piden que Rodríguez Saá dé a conocer un programa de manejo sostenible con actividades permanentes en la localidad, dado el estado de abandono en que se encuentra el circuito que en 2006 costó 60 millones de pesos.

Ignacio Olagaray, candidato a concejal por el Frente San Luis Unido dijo: “Al principio nos quisieron hacer creer que el Potrero iba a ser Mónaco y que nos íbamos a encontrar a Shummy comprando empanadas en lo de Don Pedernera. Eso no sucedió y lo que en definitiva sucede es que un circuito que iba a ser semi permanente terminó siendo algo permanente. Si bien al principio el circuito fue positivo por la publicidad como destino turístico, lo cierto es que hoy tiene un estado de abandono que no representa nada nuevo respecto a las obras faraónicas del gobierno, que gasta sumas siderales de dinero y luego deja todo abandonado”.


“Hoy tenemos un autódromo del que nadie se hace cargo, porque no se sabe si depende de Vialidad o del Ente de Control de Rutas, con un impacto ecológico y turístico negativo. Por ejemplo tuvimos accidentes muy graves y nos costó mucho tiempo que el gobierno pintara una línea divisoria entre los dos carriles de circulación, porque nos decían que la FIA no lo permitía”.


“Hoy tenemos en la provincia tres autódromos que costaron carísimos pero sin chicos de San Luis que corran en autos. Hoy tenemos un lugar desaprovechado, sucio; hay que pasar por el curvón del circuito para ver la cantidad de botellas y mugre que hay. Estamos tratando de ver con los vecinos qué propuestas surgen para generar actividades sin dañar más la infraestructura que hoy existe, con un ordenamiento seguro para actividades recreativas, como por ejemplo caminar, bicicleta, patín. Lo primero es sacar las rejas que no le gustan a nadie y generar actividades productivas para el pueblo porque hoy el autódromo al Potrero no le deja nada”, sostuvo Olagaray.