• LPSL

Vaciamiento y abandono como política de estado

El gobierno provincial mantiene cerrada la “Clinica DOSEP” y “Clinica del Niño” en Villa Mercedes desde el 1 de Agosto de 2017 cuando el gobernador Alberto Rodríguez Saá anuncio que el Estado se hacía cargo de la misma.

Un complejo de salud fantasma ubicado en el barrio “El Poeta” en la esquina de Juan Llerena y Garcia Lorca, fue construido hace ya 10 años con el fin de funcionar como clínica y maternidad, realidad que cambio al pasar a manos del Estado provincial en 2017, ya que desde esa fecha solo se usa para tareas administrativas, además de mostrar un aspecto deplorable de abandono, así como, se debe recordar,  ha ocurrido con los 5 jardines maternales y viviendas de las que el gobernador se jacta de haber creado.


Esta clínica y maternidad fue adjudicada en 2012 por el entonces gobernador Claudio Poggi quien hasta el 2017 mantuvo la concesión, fecha en la que el actual gobernador decidió que pase a manos del Estado y brinde el servicio de salud pública.


La realidad es muy distinta ya que según fotos que ha sacado el equipo periodístico de El Chorrillero, se ve un predio totalmente dañado, abandonado y sucio. Las instalaciones con cables colgando, paredes agrietadas, aberturas, pisos y muebles rotos y en desuso como así también, la soledad en sus pasillos.


A pesar de haber sido un centro de salud importante para los vecinos del barrio y zonas aledañas quienes ahora se deben trasladar casi 3 km para poder acceder a un servicio de salud “digno”, al gobernador, otra vez mas, parece no importarle las necesidades de los habitantes de la provincia, sin embargo se muestra orgulloso de estar creando el Hospital Central y Centro Oncologico. ¿Correrá la misma suerte que todas las otras obras a disposición de este gobierno de turno?