• LPSL

Un puntero de Rodríguez Saá se construyó una pileta en el ex asentamiento La República

El puntero del rodriguezsaaísmo, Alberto Barroso, fue denunciado a los medios por los vecinos de ese ex asentamiento por derrochar el agua mientras se realiza la extensión de red en el barrio.

Hoy aparece mencionado en el diario de sus jefes políticos, afirmando como si fuera un vecino cualquiera, que “no tiene agua”, pero sin embargo la pileta que ostenta en su lote está llena. Según el diario de la familia feudal “Barroso, que vive en la manzana 3 del barrio, aseguró que por diferencias con el intendente (“por llevar los reclamos que tiene la gente”) no tiene conexión de agua en su cuadra”.

Alberto Barroso llegó a San Luis desde Mendoza en 2015, se instaló en el asentamiento y fue reclutado por los Rodríguez Saá a través del dirigente Daniel Sosa que fue poncista, anti-Saá acérrimo, kirchnerista, albertista y ahora adolfista.

Su nombre saltó a los medios por parcelar los terrenos usurpados, venderlos y cobrar a los vecinos por los servicios de los cuales se colgaba. Gracias a su relación con el gobierno provincial prosperó rápido que a diferencia de los que todavía no pueden ponerle un techo a su precaria vivienda, él ya se hizo una pileta de material en su casa en el lote que obtuvo sin pagar un peso gracias a la expropiación realizada de los terrenos privados donde habían armado el asentamiento.

El puntero no se cuidó de difundir imágenes en su flamante pileta de material en su casa del ex asentamiento La República. La construcción no tiene un fin social; en las fotos difundidas solo se ven él y su familia.

Los vecinos del barrio se manifestaron sorprendidos primero, e indignados después por la veloz prosperidad del puntero. Además afirman que “todos cuidamos el agua hasta que todas las cuadras tengan la conexión que está poniendo la Municipalidad. Barroso la está derrochando. Después cuando falta presión es el primero en quejarse. Le pagan para eso, para ir a las a radios a quejarse”.

Para llevar agua al barrio La República, el municipio de la ciudad de San Luis lleva extendidos más de 5.000 metros de red de agua potable. El agua es el primer servicio que debe tener cualquier lugar habitado y eso es lo que hoy se está haciendo en ese lugar.

La mayoría de los vecinos de “el República” son familias jóvenes con hijos pequeños que necesitaban por razones sanitarias que el agua llegara a sus viviendas, y dejar de estar en situación de usurpadores para poder conectarse al servicio de energía eléctrica porque Edesal no otorga conexión sino se tiene propiedad o contrato de alquiler; razón que motivó la expropiación aprobada en el Concejo Deliberante y solicitada por el municipio.

Barroso es el típico vivo que se sube a la necesidad ajena y utiliza a sus vecinos para beneficiarse a sí mismo.