• LPSL

Un acto sorpresa: los obligaron a ir al acto de Tamayo pero la gente se entretuvo mirando el cielo

Decenas de trabajadores de los distintos planes sociales fueron obligados, bajo amenaza, a concurrir al acto de cierre de campaña de Sergio Tamayo. Pero el dato de importancia, es que lejos atender el discurso del candidato a intendente y del gobernador, las personas se entretuvieron mirando el cielo.

TODOS LOS PRESENTES MIRABAN EL CIELO MIENTRAS PASABA LA AVIONETA DE PICCO


Mientras daban discursos, pasó cerca una avioneta con el jingle de campaña de Enrique Picco que se robó la atención de todos los presentes. La simpática sorpresa dejó atónitos a algunos dirigentes del oficialismo provincial quienes no tuvieron más que rendirse ante las estrofas de la canción del candidato de San Luis Somos Todos. En pleno discurso de Alberto, comenzaron a gritar su nombre para tapar el sonido de la aeronave, mientras el gobernador miraba el cielo.


A pesar de la presión y las amenazas, el acto no tuvo la repercusión que desde el PJ esperaba. Ni siquiera movilizando gente de las distintas dependencias del gobierno, como DOSEP y la ULP, se pudo lograr un acompañamiento masivo.

POBRE ACOMPAÑAMIENTO EN EL CIERRE DE CAMPAÑA DE TAMAYO


La realidad es que faltó mucha gente a pesar de que los coordinadores llamaban y amenazaban a cada uno de los beneficiaros con darles la baja sino asistían. Hasta menores de edad, pertenecientes a los merenderos políticos de Rodríguez Saá, debieron estar presentes bajo el sol, para sumar gente a un acto que se caía a pedazos.


Con más de 1 millón de pesos gastados en las redes sociales, solo en 7 días, Tamayo no logra posicionarse en los barrios. Los que no recorre e intenta sostenerse en el voto de la gente de los distintos planes, que lejos están de acompañar el proyecto político del actual ministro.