• LPSL

Transpuntano presentó ante Nación un procedimiento preventivo de crisis

Carlos Ponce, presidente de Transpuntano SAPEM, informó sobre el procedimiento preventivo de crisis que la empresa presentó ante las autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación el día 23 de noviembre.

“Esto tiene que ver con el cese de los subsidios que venían de Nación hacia las empresas de transporte que eran para salarios de los trabajadores -el CCP- y el SISTAU -para la parte operativa de la empresa-, y por supuesto con un precio diferencial para el gasoil. Este procedimiento ha sido presentado el 23 de noviembre y posteriormente, a pedido de la delegación de trabajo de San Luis, hemos ampliado esa información a través de una nota que se presentó el 7 de diciembre”, dijo Ponce.


“Estamos solicitando una reducción del 30% de nuestro servicio. Eso no sólo significa reducción de frecuencia sino que puede haber afectación al personal que hoy desempeña labores en Transpuntano. El procedimiento establece una normativa que una vez que el Ministerio de Trabajo abra esta prevención de crisis, hay un periodo de cinco días. Luego se notifica a las partes, es decir, la empresa, los representantes de nuestros trabajadores -el gremio UTA-y como parte mediadora, el Ministerio de Trabajo. Hay un lapso de 10 días en el cual se procederá a discutir la forma en que se llevarán adelante las adecuaciones. En caso de que esto no sea exitoso, al finalizar el plazo, la ley establece que se realice una conciliación obligatoria. Durante esa conciliación, la empresa no puede despedir a ningún trabajador, no puede realizar ninguna sanción disciplinaria que tenga que ver con el desempeño de los trabajadores. Por supuesto, los representantes gremiales tampoco pueden generar ningún tipo de conflicto, huelga o reclamo”.


“Esto tiene un plazo legal de duración de seis meses aproximadamente, en el cual, las empresas que han acudido a este procedimiento preventivo de crisis pueden ir solucionando los inconvenientes. Es importante destacar que, como su nombre lo dice, es preventivo. No estamos en situación de quiebra de la empresa, no estamos en concurso de acreedores. La empresa sigue funcionando. Lo único que estamos diciendo es que si los subsidios no van a ser remitidos ni por Nación ni por Provincia, para brindar un servicio esencial para la ciudad de San Luis, es necesario readecuar algunas tarifas”, explicó el presidente de Transpuntano.


“Hay un planteo firme de parte del intendente hacia las autoridades nacionales, específicamente hacia el ministro Dietrich, y por supuesto también hemos tenido un planteo muy firme hacia la provincia. Hemos podido ver que en otras provincias como en el caso de Córdoba, Mendoza, los gobiernos provinciales a pesar de ser de distinto signo político, han entendido la importancia del transporte público de pasajeros, sobre todo en una ciudad capital. Hemos visto el desinterés total de parte del Gobierno de la provincia, que no solamente no ha respondido los requerimientos del socio mayoritario que es el Municipio sino de la propia empresa. No hemos sido invitados a ningún tipo de reunión, ni siquiera para decirnos que no nos van a acompañar u ofrecernos algún tipo de solución. Nosotros entendemos que la autoridad de aplicación del transporte urbano no es el

Gobierno de la Provincia sino que es la Municipalidad, pero entendemos que los ciudadanos de la capital son parte integral de la provincia de San Luis”, expresó Ponce.

Respecto a la aplicación de medidas como las acordadas en Villa Mercedes, Ponce explicó que no es posible en la ciudad de San Luis, ya que la ciudad capital se rige por tarifa plana, y a través del sistema SUBE, con parámetros nacionales.


Transpuntano SAPEM tiene de promedio mensual 1.800.000 pasajeros transportados y la tarifa que abonan representa el 55% de los recursos de la empresa. El 45% restante es en concepto de subsidios, entre SISTAU y CCP. “Si no hay subsidios de ninguna naturaleza, es lógico que ese 45% sea asumido por nuestros usuarios, que es lo que nosotros queremos evitar. Por supuesto, estamos abiertos y predispuestos a todo tipo de diálogo, no sólo con la UTA. Se nos ha otorgado un aumento de tarifa a 16 pesos. Creemos que en enero y febrero no vamos a tener inconvenientes porque la frecuencia de esos meses es baja. En época estival no hay escuela y estamos con un proceso muy rápido y exigente de mantenimiento de las unidades. Ayer, el intendente de la ciudad recibió a las nuevas autoridades del gremio de la UTA y se ha consensuado trabajar juntos para que la empresa siga funcionando y prestando servicio. Esta es una empresa de los vecinos, tenemos el boleto más barato y tenemos que tener el mejor servicio”, concluyó Carlos Ponce.