• LPSL

Tamayo, el candidato que no va a los barrios porque odia que la gente le pida cosas

Así se lo indicó a un grupo de seguidores muy cercanos, que integran su círculo intimo. La idea es no moverse por fuera de los planes para no tener contacto con vecinos.

Como se dice en la jerga política, Tamayo siempre fue un “cuadro técnico”. Lejos está de ser un político con llegada en los barrios y en contacto con el vecino. Solo se maneja entre los beneficiarios de planes, a los que en las últimas semanas han obligado a hacer campaña proselitista a favor del ministro.


El equipo político de Tamayo armó un plan de trabajo sin salir a los barrios. Con apariciones semanales en lugares favorables y que le garanticen poca presencia de vecinos independientes. Por eso el espacio preferido son los merenderos del gobierno, a los que no les queda otra más que recibir al candidato de Alberto, bajo amenazas de dar de baja los mismos.


“No quiero ir a los barrios y que la gente me pida cosas”, fue la orden que bajó el ministro reconociendo la actualidad económica de la provincia. Con la pobreza en su nivel más alto y con un gobernador que realiza anuncios que no alcanzan para palear la realidad.