• LPSL

Sube la nafta. El Gobierno dejó sin efecto el congelamiento y autorizó un aumento del 4%

No hizo falta esperar al día 91. El congelamiento del precio de las naftas duró apenas un mes. Luego de que el valor internacional del barril de petróleo se disparara en los últimos días por el ataque a dos terminales petroleras en Arabia Saudita, y en un contexto de alza inflacionaria, el Gobierno puso fin a la medida anunciada el 14 de agosto y autorizó un aumento del 4% en el precio de los combustibles en el mercado local, que entrará a regir a partir de esta medianoche.

"Las transferencias que se dieron al sector hace unos días fue un primer parche después de haber dado varios pasos atrás. Entendemos que los precios tienen un atraso significativo, que se vio agravado por la volatilidad internacional", admitieron en el Gobierno al comunicar la decisión.


El aumento, según explicaron en el Gobierno, entrará en vigencia desde el jueves 19 de septiembre y se aplicará a la venta de combustibles en todo el territorio nacional. El ajuste establecido, a su vez, es equivalente a la inflación minorista que estimó el Indec para agosto (4%).


En la cartera de Energía indicaron que la suba en el precio internacional del petróleo fue el motivo principal por el cual se decidió abandonar la fijación de precios, una de las medidas de alivio anunciadas por el presidente Mauricio Macri luego de su derrota electoral en las PASO. El lunes, luego del ataque a las refinerías de Aramco en Arabia Saudita, el precio del petróleo saltó un 14% y pasó de US$59 a US$68, aunque cedió en los días posteriores y hoy opera debajo de US$64.


"Estos acontecimientos conllevan a una situación imprevista y significativa de incremento de precios que inevitablemente impactan en la producción, la comercialización y el normal abastecimiento de los combustibles en nuestro país", indicaron en Energía.


Las empresas dedicadas a la venta de combustibles reclamaban un aumento que les permitiera recomponer sus márgenes, golpeados por la suba del tipo de cambio, que pasó de US$46,55 el viernes previo a las PASO a más de US$58.


El último aumento en el precio de las naftas en el mercado local se había concretado en los primeros días de julio. Tras ese ajuste, el quinto del año, los valores de referencia en la ciudad de Buenos Aires de YPF, la firma que concentra la mayor participación en el mercado, eran de $43,71 para la nafta súper; $50,43 para la premium (subieron 2,5%); y $40,94 y $47,92 para los combustibles diésel e Infinia diésel (aumentaron 1,75%). Desde entonces, la inflación acumulada a nivel nacional supera el 6%.


Desde las compañías aún no confirmaron el ajuste que aplicarán en sus precios. Si se proyecta el 4% autorizado por el Gobierno, el litro de nafta súper pasaría a $45,49, mientras que el litro de nafta premium tendría un precio de $52,45. En tanto, los valores del gasoil en sus dos versiones pasarían a $42,58 y $49,84, respectivamente.