• LPSL

Siguen las irregularidades en el sistema de salud provincial

Aparatos que no están en funcionamiento, deficiencias, falta de insumos y profesionales para realizar los estudios son algunas de las problemáticas que enfrenta el Policlínico de Villa Mercedes, otra institución que sufre la desidia del Estado Provincial.

En diciembre de 2017 el gobernador Alberto Rodríguez Saá anunciaba la compra de equipos de última tecnología de resonancia magnética y tomografía computada para los hospitales de Villa Mercedes, Merlo y San Luis. A pesar de haber gastado cerca de $9 millones, dichos aparatos nunca se inauguraron ya que no se hicieron los estudios correspondientes para que las radiaciones no afecten a los pacientes y al personal.


Otra irregularidad, es que la administración de los medicamentos previos la realizan licenciados en producción de bioimágenes quienes no están autorizados para tal tarea sin haber un médico especialista.


También surgen problemas con respecto al resonador que se incendió al probarlo, y hasta el día de la fecha no se ha arreglado, por lo tanto sigue en desuso, sin profesionales capacitados para usarlo logrando que las personas que necesiten una resonancia deban pagar de más al ser derivadas a GP Diagnóstico.


Hace un mes se dio a conocer la preocupación por la falta de pediatras, y que debido a esto los pacientes deben ser tratados de urgencia en pediatría del Policlínico Regional de San Luis.


Nuevos espacios como el Centro Oncológico o el Hospital Central de San Luis que esta en construcción, nublan la vista del Gobernador y todo su gabinete que en ves de mejorar las políticas ya existentes y mejorar el servicio de salud publica para los habitantes de la provincia, malgastan el dinero estatal en construcciones magnánimas.