• LPSL

Siguen cerrando fábricas y el gobernador no hace nada

La crisis económica sigue golpeando fuerte en la Provincia de San Luis y el gobernador sigue de manos cruzadas. Empleados y personal no reciben ayuda ni del gobierno provincial ni del nacional.

Poca es la preocupación de Alberto Rodríguez Saá que tiene decidido no intervenir en el cierre de fábricas en los parques industriales de la provincia.


En las últimas horas, se confirmó el cierre de la empresa CIDAL dejando en la calle a 67 familias.


A esto se le suman, la reducción de personal de empresas como MABE, DIASER, COLGATE y en los próximos días se sumará BAGLEY que reducirá de diez unidades de producción a solamente tres.


Recordemos en el último índice del INDEC se detalló que San Luis se encuentra entre las tres provincias donde más creció de pobreza, duplicando sus números con respecto al año pasado.


En otras provincias, las administraciones provinciales se hicieron cargo de frenar los cierres y la caída de la industria. Mediante subsidios y apoyo. En San Luis esto no ocurrió y mientras la sociedad se cae a pedazos, Rodríguez Saá gasta millones en cosas innecesarias.