Buscar

Se suman más críticas al proyecto de la réplica de un teatro en el exhipódromo

El anuncio de la réplica del Teatro Club Social que anunció Alberto Rodríguez Saá continúa sumando críticas de ciudadanos a profesionales, todos consideran que no es una prioridad cuando hay necesidades acuciantes en la provincia, y que además una réplica es lo “anti arquitectura”.

Ya se manifestaron ciudadanos con cartas públicas contra un proyecto que gastará cientos de millones para satisfacer una nuevo capricho gubernamental cuando se ha recortado un 50% del presupuesto a mantenimiento de escuelas.

Ahora los ambientalistas también están poniéndose en pie de guerra contra la tala de los árboles del hipódromo. “En vez de otorgarle a la ciudad ese espacio que puede ser un parque público y aprovechar su arboleda, la van a talar para hacer otro edificio que ni van a usar. Que usen el Berta Vidal de Battini cuya sala está sin uso casi todo el año” comentaron a LPSL miembros de grupos ambientalistas que ven peligrar la majestuosa arboleda del viejo hipódromo.

Desde los profesionales de la Arquitectura también se escuchan voces disidentes, consideran que es un despropósito el concurso para hacer una réplica “primero, desde lo social no significa más que recuperar un símbolo de la oligarquía puntana donde el pueblo no ingresaba jamás, y segundo no tiene sentido hacer réplicas desde el Estado. Las provincias que entienden el valor agregado de la arquitectura hacen concursos nacionales e internacionales y generan obras contemporáneas y actuales para agregar valor a las ciudades como el Espacio Le Parc en Mendoza, el Centro cultural Añelo en Neuquén, o el Centro municipal en Rosario de Cesar Pelli. Eso es lo que da valor arquitectónico a un lugar. Las réplicas son un chiste a la arquitectura actual: sería una cáscara neoclásica que no representa el tiempo en que vivimos y adentro sería otra cosa para hacerla funcional. Es lo que podemos llamar “anti arquitectura”. Para los arquitectos los concursos son fundamentales, es una de las pocas maneras que tenemos de mostrar nuestro talento y de hacer obras de alto valor donde se pueden desplegar nuevas soluciones a planteos de actividades humanas en la actualidad, esto es todo lo contrario a ese objetivo” manifestaron profesionales consultados sobre el proyecto.

“El proyecto no contempla una parquización seria, solo les importa el edificio como réplica que no significa nada para la mayoría de los habitantes de San Luis que ni siquiera estaban cuando existió ese teatro que quieren recrear, tememos que nos quedaremos sin árboles en ese pequeño pulmón en la ciudad. Sabemos que la parquización y la preservación de las arboledas no es un fuerte de los proyectos de este Gobierno, no la entienden. No saben promoverla ni mantenerla” agregaron.

La réplica del Teatro Club Social estará ubicado en el antiguo Hipódromo, localizado en la Avenida Justo Daract y Avenida Profesor Berrondo, de la ciudad de San Luis. Tiene un presupuesto oficial de $209.170.000 y un plazo de ejecución de 330 días corridos. La obra es parte de los 1500 millones de pesos anunciado sen obras que no tienen valor social para los habitantes de la provincia.