• LPSL

Se bajan todos los gobernadores peronistas del acto de Alberto en La Pedrera

El acto en La Pedrera para la unidad del peronismo opositor va camino a convertirse en un “actito” de Alberto Rodríguez Saá y algunos K, y poco más.

Si existe una maldición que le impide a los hermanos puntanos trascender a nivel nacional y llegar a la presidencia, esa maldición se llama gobernadores del PJ. El eterno y fallido romance entre los Rodríguez Saá y los gobernadores del Partido Justicialista sigue siendo un obstáculo que no pueden superar. Macri envió a sus ministros durante toda la semana a reunirse con los gobernadores peronistas para que se bajen del acto de la unidad en La Pedrera de Villa Mercedes que se realiza este fin de semana, a cambio de obras y así restarle apoyo político al gobernador puntano y al kirchnerismo.

Ya habíamos adelantado en LPSL que Alberto Rodríguez Saá se había reunido con pocos gobernadores del PJ y que Jorge Capitanich (Chaco) le sacaba varios cuerpos en eso. Uno de los pocos con los que se reunió el puntano fue el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, que luego de la visita a su provincia este miércoles pasado del Ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, y una suculenta promesa de obras públicas decidió bajarse del acto “de la Unidad”.

Lo mismo está pasando con muchos otros gobernadores que están celebrando acuerdos de obras con Nación mientras el gobernador de San Luis no recibe nada y condiciona a su vez a los municipios por su negativa a firmar el Pacto Fiscal.

Haciendo un repaso en la lista solo serán los ultra kirchneristas y algún que otro transversal como Pino Solanas quienes concurrirán a la Pedrera mientras los gobernadores del PJ han decidido tomar el camino de Adolfo y pasarse al “peronismo dialoguista” para coordinar con el macrismo el envío de fondos para sus provincias.

Rogelio Frigerio desembarcó en San Juan con casi todo su gabinete. se mostró junto a Sergio Uñac  en la reunión del Consejo de Vivienda y acordaron que no irá al acto de San Luis a cambio de obras y mandará un ministro a La Pedrera como para poner un huevo en la otra canasta por si las moscas electorales lo necesitan hacia el 2019.

Otro participantes decidieron no ir por su abierta enemistad con La Campora que participa en el acto donde Alberto Rodríguez Saá es el anfitrión.

Tal como le ocurrió a Adolfo en aquella reunión de gobernadores en Chapadmalal donde lo dejaron solo y renunció a su breve presidencia nominal, esta vez le tocó a Alberto sufrir el desplante de los gobernadores del PJ.