• LPSL

Se aprobó la ordenanza contra el acoso callejero en la Ciudad

La iniciativa fue impulsada por el concejal de San Luis Somos Todos, Germán Ponce y fue presentado en 2017 con más de 5 mil firmas de apoyo.

La normativa adhiere a dos legislaciones: a la Ley Nacional de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres en los ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales y a la Ley Provincial de “Acoso Sexual Laboral y Violencia Laboral.


Serán tenidos en cuenta agravios mediante la palabra, alusiones y/o gestos contra una o más personas sin su consentimiento.


También conductas inapropiadas mediante tocaciones, masturbación pública, exhibicionismo, seguimiento, persecución y arrinconamiento (a pie o en cualquier vehículo).

Lo completan miradas lascivas, piropos, silbidos, besos, bocinazos, jadeos y ruidos, gestos obscenos, comentarios directos o indirectos al cuerpo, fotografías, grabaciones que vulnere la libre circulación, seguridad, dignidad e integridad.


En el recinto, Ponce fundamentó la norma y sostuvo que se trata de una ordenanza “transformadora, positiva e igualitaria sin distinción de género”.


“Es un gran paso para la prevención de esta problemática social que ocurre todos los días. Va a sentar un precedente, otros municipios la tomarán y juntos podremos trabajar para que no suceda”, indicó.


No solo se sancionará a quienes realicen algún tipo de acoso sino también a aquellos que hagan falsas denuncias, que intenten extorsionar o impidan la correcta aplicación.


Las multas irán desde los $2500 (1000 Unidades Monetarias Municipales) hasta los $62.500 (25.000 UMM).


Se prevén arrestos de tres a 10 días y medidas complementarias como asistencia a talleres de capacitación y/o jornadas de trabajo comunitario orientado a la temática.


Para poder determinar la sanción, la víctima deberá presentar una declaración jurada, un formulario de denuncia por acoso callejero y elementos probatorios como fotografías, filmaciones o testimonios.