• LPSL

San Luis debate el aborto camino a la sesión en Senadores

La media sanción de la Ley que despenaliza el aborto y el voto contrario en manada de los diputados del PJ de San Luis calentó la postergada discusión en la conservadora sociedad puntana. En Radio Del Plata San Luis se produjo un debate entre la Dra. Claudia Rocha, a favor de la Ley, y el Dr. Rafael Berruezo, en contra.

Rocha, que lució el pañuelo verde de la lucha por la legalización del aborto en su muñeca derecha, explicó los puntos más importantes de la Ley, desarmando uno por uno los argumentos de Berruezo que eran más propios de redes sociales que de un profesor de la carrera de Derecho. Berruezo recurrió a todas las frases hechas de los contrarios a la ampliación de derechos de las mujeres, cayendo en simplismos e inexactitudes en su afán por oponerse a la sanción.

“Yo creo en el derecho que tenemos las mujeres a tener una maternidad responsable, a tener una decisión en la maternidad y a tener una decisión sobre nuestro cuerpo. Creo en la progresión de los derechos, creo que podemos tener un derecho hasta las 14 semanas y a partir de las 14 semanas es el derecho de la persona por nacer, y creo que esa es una forma de instrumentar algo que está pasando en nuestra sociedad, de manera razonable, previo a que tengamos una Educación Sexual y anticoncepción” afirmó Rocha.

Berruezo se enredó en sus propias creencias cuando dijo estar a favor de la Ley de fertilización asistida y Rocha le recordó que en la fertilización asistida se manipulan y descartan embriones y que tomaba la ley según le convenía.

Rocha mencionó que la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) aprobada en 2006 no se aplica por los lobbies religiosos en las provincias especialmente conservadoras, y que ahora está la posibilidad de discutir algo que sucede a diario y que llevaría a la aplicación de la ESI a la que tanto se opusieron los mismos que hoy se oponen a una ley que evitará el aborto clandestino y las muertes de mujeres.

También salió el tema de los dichos de los legisladores en la sesión de diputados. Rocha mencionó con tristeza los dichos de la diputada radical Estela Regidor “que comparó a las mujeres con perritos”. Berruezo dijo que había sido tergiversada, justificando lo injustificable, y también dijo que lo del trafico de cerebros que mencionó la diputada Bianchi era cierto pero fue desmentido tanto por Rocha que le aclaró que eso era una “fake news” como por la conductora del programa, Carmen González, que es una confesa militante contra el aborto, mencionando que su hija trabaja en la Fundación Favaloro y que le había explicado que era absolutamente falso lo dicho por Bianchi.

Berruezo, con absoluto desconocimiento de las luchas de género que se dan en el mundo, propuso algo que ha sido dejado de lado en todos los países evolucionados. Según el docente, la mujer debería ser acompañada durante el embarazo para luego dar el bebé en adopción, algo que ocurrió durante la posguerra hasta el fallo Roe vs Wade en Estados Unidos que aprobó el aborto, y que provocó que millones de mujeres en el mundo fueran obligadas a parir y sus hijos entregados sin ninguna otra opción más que culminar los embarazos no deseados. Tanto Australia como Irlanda ya han pedido disculpas públicas a las mujeres que fueron sometidas a estos “criaderos de bebés”. Hoy, una serie de fama mundial como The Handmaid’s Tale muestra ese lado oscuro de una sociedad religiosa autoritaria donde las mujeres son pensadas como incubadoras y sin derechos.

“Esta sociedad ha sancionado culposamente a las mujeres por muchísimos años en su cuerpo, en su sexualidad, en su disfrute sexual y en su decisión de maternidad. Nosotros creemos que eso ha terminado, creemos que viene una nueva discusión en igualdad de condiciones” dijo Rocha, y recordó la Revolución de las Hijas que son las jóvenes que se manifiestan masivamente a favor de sus derechos a partir de los movimientos de mujeres contra la violencia femicida y la ampliación de derechos de la mujer.

“Yo lo que quiero es que termine la clandestinidad, la discusión es legal o clandestino. Que termine la hipocresía en la cual estamos sumidos como sociedad hace muchos años, mientras estamos hablando miles de mujeres en todo el país siguen tomando una decisión que es dura, que es traumática y que es compleja, sin ayuda y sin contención. En tercer lugar, a nuestras jóvenes nuestra responsabilidad de padres: Educación Sexual para decidir, maternidad responsable; anticonceptivos para no abortar, no le tengamos miedo a hablar con nuestros hijos para que usen métodos anticonceptivos, y cuando ellos tengan los elementos van a poder decidir. Y si lamentablemente se llega a una situación de una maternidad no deseada y que la mujer tenga que tomar el aborto como opción, que sea hecho dentro de un estado de salud pública, de cuidado, de consejería, de cuidado para su cuerpo y que lo hagan dentro del ejercicio de su libertad y su conciencia. Y que sea Ley” afirmó Claudia Rocha.

Berruezo se mantuvo en su idea de obligar a las mujeres a continuar los embarazos para adopción o para “que si se arrepienten los sigan criando ellas”. “Procuro que las leyes sobre Educación Sexual se cumplan como dice la ley, y decirle a los médicos que se pongan en pie de alerta porque esta ley va contra los médicos”, Rocha interrumpió y le aclaró que tienen libertad de conciencia con esta Ley.

Ahora que la vicepresidenta Gabriela Michetti por decisión unilateral ha dilatado la sesión en el  Senado porque envió en la tarde de ayer el proyecto sancionado en Diputados a cuatro comisiones para demorar el debate, actuando incluso en contra del bloque de su partido que está a favor de la legalización, solo logrará que el debate en la sociedad se profundice más y se pueda dar por tierra contra los argumentos falaces que obligan a miles de mujeres a la clandestinidad, la secuelas de por vida por abortos mal realizados y la muerte en el peor de los casos.