• LPSL

Rodríguez Saá vuelve con el “todos contra todos” en la interna de los candidatos a intendente del PJ

Adolfo Rodríguez Saá ya se encuentra delineando lo que será la estrategia de campaña para 2019. Uno de los datos a los que accedió LPSL tiene que ver con la idea de rememorar el “todos contra todos” del 2015 en la interna a intendente de San Luis.

Una alta fuente del oficialismo provincial le confió a este medio que aparentemente serán 6 las listas que pujarán para ser la “oficial” y competir por el sillón de San Martín y Belgrano.


Los danza de nombres que circulan son los mismos de hace unos meses, a pesar de que algunos dirigentes quieran subirse al “tren” de las precandidaturas hay varios que no serán tenidos en cuenta.


Las últimas reuniones de la “mesa chica” han ido delineando lo que será una guerra interna que, como en las últimas elecciones ejecutivas, dejaron varios heridos.


Sergio Tamayo, Juan Pablo Funes, Roberto González Espíndola, Felipe Tomasevich y Andrés Vallone, serían en principio las cabezas de cada lista. Aunque el calvo exintendente de Juana Koslay habría quedado muy rezagado en los últimos días y sería desafectado.


También se espera que aparezcan una o dos candidatas mujeres, de las que todavía no hay nombres concretos. Pero que podrían ser una alternativas más que posible.


En el partido se sabe que Adolfo no ve con buenos ojos la postulación de Tomasevich y sabiendo del poder económico a nivel recursos del actual ministro, fomentará esta interna para debilitarlo. La misma alineará a los partidos que firmaron el acuerdo programático, sobre todo el sector K, que parecería ir encolumnado detrás de González Espíndola aunque muchos advierten que podría aparecer otra figura.


En tanto, Funes quiere ser “apadrinado” por Rodríguez Saá pero sabe que tiene que sortear varios escollos internos y pasar por encima de dirigentes históricos como Delfor Sergnese y Fernando Salino, que también buscan ser parte de la contienda.


Tamayo es quizás el candidato que represente al Ejecutivo provincial pero sus últimos tiempos en Desarrollo Social lo han ido limando y dejándolo sin el apoyo de los popes del PJ. Quienes incluso lo “apretaron” con editoriales en el diario de la familia gobernante y le recriminaron en la interna “cargarse” a funcionarios como Pachi Mazzina, uno de los actuales laderos del gobernador.


La no "intervención" de Alberto en la elección local podría restarle más chances aún, ya que el primer mandatario provincial está más enfocado en su proyección nacional que en San Luis.


La mesa está servida, además de los pronunciamientos que se han ido realizando a través de los medio, irán poniéndose en marcha las tareas de campaña. Si se tiene en cuenta el rumor que asegura la intención de los hermanos Rodríguez Saá de desdoblar las elecciones con las nacionales, las aguas comenzarán a agitarse en breve.