• LPSL

Rodríguez Saá vuelve a gastar millones en reinaugurar la réplica de la "Casita de Tucumán"

El gobernador Alberto Rodríguez Saá sigue malgastando los fondos públicos del Estado provincial, en inauguraciones de obras que solo denotan su egocentrismo. En esta ocasión se gastó alrededor de $17 millones en la restauración de la réplica de la Casita de Tucumán. Para seguir haciendo campaña.

En octubre de 2017, la casa de Tucumán fue destruida a causa de los incendios que azotaron varias localidades de la provincia, incluída La Punta y esperaron a la campaña electoral actual para llevar adelante su restauración en vez de destinar fondos al mejoramiento de la salud y educación provincial.


En su discurso, y a modo de burla, Rodríguez Saa afirmó que "A un gobierno no le resulta dificultoso reconstruir lo perdido y lograrlo en poco tiempo", cuando en su gestión desde el 2015 no se dignó en ningún momento a reconstruir lo perdido con respecto al sistema educativo (cierran escuelas y cada vez más docentes son echados o con sueldos paupérrimos), a disminuir la creciente pobreza en la provincia ( con los índices más altos respecto al resto del país), a reconstruir los puestos de trabajo, a reconstruir el sistema de salud pública ( falta de insumos y profesionales precarizados), a reconstruir la seguridad, entre otros aspectos cotidianos de quienes viven en la provincia.


También hizo alusión en su discurso de cómo la gente humilde afectada en marzo de 2015 por las inundaciones en el norte de la provincia volvieron a sus tierras a reconstruir solos lo que habían perdido, dejando en evidencia la desidia estatal que viene manifestando desde que asumió en 2015 sin construir ninguna vivienda y sin urbanizar los barrios más necesitados del territorio.


Una vez más, Alberto Rodríguez Saá, vuelve a hacer uso del dinero del Estado para inflarse el pecho, dejando de lado las necesidades del pueblo.