• LPSL

Rodríguez Saá vendió la deuda de San Luis para financiarle la campaña a Cristina Kirchner

Con las arcas vacías y desperado por dinero, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá habría vendido la deuda de la provincia para obtener fondos y usarlos en la próxima campaña electoral que tendría como aliada a Cristina Fernández de Kirchner.

La transacción se llevó a cabo con un banco "amigo", que le dio plata fresca a una administración que gotea malversación de fondos y corrupción por todos lados. La operación se realizó en el mayor de los secretos y podría devenir en una negociación con fondos buitres que adquirían la deuda para luego hacerle juicio a la Argentina y cobrarla.


La realidad dicta que Rodríguez Saá negoció la venta de 15 de los 19 mil millones de pesos que se le adeudan a San Luis y dispuso dejar 5 mil millones para las obras que ha ido anunciando las últimas semanas. Los otros 10 serán para la campaña del Adolfo y CFK, en las que Alberto pretende ir con algún lugar expectante.


El escándalo que estallará en los próximos días deja al descubierto la cuna de corrupción del gobierno provincial que utilizará el dinero de todos los puntanos en beneficio partidario. Además podría tener graves consecuencias ya que se utilizarán discrecionalmente los recursos de los Municipios que no recibirán la coparticipación que les corresponde.


El hambre de poder y la monarquía instaurada por la familia Rodríguez Saá, expondrá a la provincia a una crisis aún mayor que la que surgió luego de la entrega de más de 80 mil planes en 2017.


De confirmarse esta situación todos los ciudadanos de San Luis estarán financiando la campaña del kirchnerismo en todo el país. 10 mil millones de pesos que podrían utilizarse en la creación de hospitales, escuelas y mejorar los servicio públicos, se irán en valijas y significarán la cuota que la expresidenta le pide a Rodríguez Saá para dejarlo jugar en su espacio.