• LPSL

Rodríguez Saá usa al Superior Tribunal para facilitar el fraude con boleta sábana

El Superior Tribunal de San Luis volvió a mostrar los peores rasgos de sometimiento al poder político luego de que en menos de 15 días emitiera dos fallos contra la Municipalidad con la evidente intención de causar perjuicio electoral. El primero de los fallos fue un embargo de 6 millones de pesos en la causa Arancibia Bernáldez y el segundo fue la convalidación de una presentación del juez de faltas, quien asegura que no recauda la suma correspondiente a las multas porque el municipio no le provee recursos.

El juez de faltas, Alejandro Ferrari, desde hace cinco años pretende cobrar una cifra superior a 150 mil pesos mensuales, equivalente al sueldo de un juez de instrucción penal y como esa pretensión le fue denegada, desde entonces inició una guerra de presentaciones contra el municipio. Pero además, Ferrari por estos días se encuentra al borde de la destitución por reiteradas denuncias de corrupción en el levantamiento de las clausuras impuestas por el CUIM.


“Ferrari cuenta con la totalidad de la suma que presupuestó para el ejercicio 2019 y estaría bien que él mismo mostrara con números cuánto de esa suma es lo que realmente ha ejecutado. Además es un contrasentido que la Municipalidad no le permita recaudar cuando es la primera beneficiaria en la percepción de esos recursos. Lo que está ocurriendo es que como Ferrari se encuentra al borde de la destitución, Alberto Rodríguez Saá quiere mantenerlo a toda costa como integrante del Tribunal Electoral Municipal e imponer la boleta sábana en las elecciones de noviembre”, sintetizó el Secretario de Gobierno, Francisco Petrino