• LPSL

Rodríguez Saá se reúsa a recibir pulseras para ayudar a las víctimas de violencia de Género

Se trata de un convenio entre los gobiernos provinciales  con la Nación que tiene como objetivo distribuir dispositivos duales para garantizar “el efectivo cumplimiento de las medidas cautelares” mientras se llevan a cabo los procesos judiciales cuando hay situaciones de violencia de género.

Ya son 18 provincias que han firmado este convenio con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, cuyo principal objetivo es resguardar la integridad de las mujeres que han sufrido violencia de género.


Son 615 los dispositivos que ya están funcionando en las provincias que se adhirieron a este convenio, pero San Luis es una de las seis provincias  que no accedieron a la firma del convenio. Ese paso es indispensable para que la Nación entregue las pulseras; además, para que estas puedan cumplir su función se exige a las provincias “establecer un Centro de Monitoreo que permita hacer el rastreo” de los aparatos. Debe operar todos los días, las 24 horas y sus operadores reciben capacitaciones en cuanto a perspectiva de género.


“El sistema permite monitorear la ubicación del agresor y la víctima, así como fijar zonas de exclusión o peligro (domicilio, trabajo, colegio de los hijos, etc)”, indicaron las fuentes consultadas. Y ante una eventual violación del perímetro se emite una alerta.


Con esto, en caso de que el agresor se acerque a la víctima o a la zona de exclusión a una distancia menor a la establecida en la orden judicial, el sistema emite alertas (tanto al agresor como al Centro de Monitoreo), lo cual permite “un manejo más eficaz de protocolos de mitigación de riesgo”.


La gestión de Alberto Rodríguez Saá demuestra  una vez más que,  no adherir a este Plan Nacional contra la violencia de género, su discurso progresista en apoyo a las mujeres y al movimiento feminista, parece ser una cuestión meramente  de marketing y para acumular votos yendo en contra de los objetivos que supuestamente tiene la Secretaria de #NiUnaMenos, organismo que fue creado para que lleve adelante políticas en cuestiones de género, ni siquiera al acceder a la página web se pueden ver estadísticas o información que contemple como es la situación de la provincia en cuanto a feminicidios y mujeres en situación de violencia de género, además de la falta de promoción de vías de comunicación para que las mujeres puedan obtener ayuda por parte del Estado.