• LPSL

Quienes son los ministros más cuestionados de Alberto Rodríguez Saá

Cómo está compuesto el actual gabinete del gobernador. Desde dueños de grandes empresas privadas hasta el recientemente condenado por obligar a jueces a renunciar por anticipado, pasando por el hijo del mismo gobernador y la ministra reconocida por fumar marihuana.

Alberto Rodríguez Saá ocupa la gobernación por primera vez en el año 2003, mientras su hermano ya venía haciéndolo desde 1983. Aunque cada uno de ellos tiene su círculo de confianza, hombres y mujeres a los que se los ha ponderado con cargos públicos, en San Luis la población aún no los reconoce con figuras populares a pesar de los casi 40 años que llevan en la cartera pública.


El gabinete actual que ha elegido el gobernador está integrado prácticamente por los mismos personajes que lo habían acompañado en sus mandatos anteriores. Sin embargo, estos ministros no son conocidos a nivel popular y tampoco se posicionan como grandes dirigentes políticos.


Uno de ellos es el Ministro de Campo y Producción, Sergio Freixes, quien en los últimos meses fue parte del escándalo nacional por el sometimiento a jueces provinciales. El juicio federal se desarrolló en la ciudad de San Luis y se encontró al actual ministro Freixes culpable de obligar a jueces a presentar sus renuncias en blanco como condición para ocupar sus cargos en el Poder Judicial. El Tribunal Oral Federal comprobó que estos hechos ocurrieron durante el mandato anterior de Alberto Rodríguez Saá, cuando Freixes era su Ministro de Legalidad.


Integrando el mismo gabinete se encuentra Federico Berardo, quien desplazó a Sergio Tamayo del Ministerio de Desarrollo Social por pedido de Alberto R. S. hijo -actual Secretario General de Gobernación-. En este Ministerio se ha cambiado cuatro veces de funcionarios.


Ésto demuestra la profunda crisis que sufre el espacio mientras que, del mismo, dependen miles de planes sociales y merenderos 22A. En los últimos días los medios de comunicación de la provincia han demostrado la preocupación e incertidumbre que sufren los beneficiarios de los planes por el inminente agotamiento de recursos para mantenerlos. Sin embargo, Federico Berardo no es un hombre conocido ni siquiera por los trabajadores del plan, su página de Facebook lo identifica como político aunque no llegan a 100 sus seguidores. Casi tan inexistentes sus políticas de capacitación y formación en oficios a los beneficiarios del plan.


Hoy, el Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura está a cargo de Felipe Tomasevich, hermano de Federico Tomasevich, actual dueño del Banco Puente, que en 2014 adquirió Distribuidora de Gas del Centro S.A. y Distribuidora de Gas Cuyana S.A., una de las empresas que más se ha beneficiado en el país con los aumentos de las tarifas. Otra empresa multimillonaria es Edesal Holding, propiedad de la empresa Rovella Carranza, que tiene la concesión exclusiva del tendido y distribución de energía eléctrica en la provincia de San Luis.


Si bien Tomasevich quiere surgir como político, es claro que para el gobernador el lugar que debe ocupar está marcado por la logística en el desarrollo de obras públicas. Aunque no le ha ido nada bien en su función pública; las obras anunciadas no son entregadas y si lo son, se encuentran en muy mal estado: aún no hay novedades de la construcción de viviendas sociales para las cuales ya se han abierto varias inscripciones durante estos últimos cuatro años. Y para colmo, en el último mes se viralizó un video que muestra al Hospital de Tilisarao inundado antes que sea inaugurado. El Gobierno de San Luis destinó $35,4 millones a la construcción del mismo.


La sociedad puntana se pregunta a diario quiénes deberían ser los responsables de llevar adelante las políticas públicas, pero ante el desconocimiento de sus nombres y rostros resulta necesario, por lo menos, empezar a conocer qué funciones deberían estar desarrollando. Una vez mas comprobamos que se mantiene como política ocultar los rostros, pero también la ausencia de ideas.