• LPSL

Preocupación internacional por el río aparecido en la cuenca de El Morro


El diario inglés The Guardian publicó una nota del periodista  Uki Goñi sobre la aparición del El Río Nuevo en la cuenca de El Morro. La nota titulada “Cuando la naturaleza dice ¡Ya es demasiado!” relata que el fenómeno de la aparición de un nuevo río en la provincia de San Luis ha despertado el interés de los científicos y geólogos de todo el mundo. El periodista relata la sorpresa y la tragedia de los habitantes de la zona que amanecieron de un día para el otro con un río que afloraba comiéndose los campos y dejando un cañadón de 60 metros de ancho por 25 metros de profundidad.

El río que empezó a aflorar a partir de la subida de la napa con las lluvias de 1985 comenzó a inundar terrenos hasta que en 2005 arrasó con campos, ganado y cortó la Ruta Nacional 8 y la Autopista de las Serranías Puntanas afectando 220 mil hectáreas de campo. Hoy se acerca peligrosamente a la afueras de Villa Mercedes.

El diario The Guardian entrevistó al investigador del CONICET, Esteban Jobbágy, que dio las razones para que esto haya ocurrido: “un experto en medio ambiente de la Universidad de San Luis, dijo que la aparición repentina de nuevos ríos se debió a la convergencia de tres factores: "Número uno, hemos estado pasando por años lluviosos en el pasado reciente - el clima ha ido cambiando. Luego, la naturaleza de los suelos que tenemos aquí, que son bastante inestables. Y tercero, el hecho de que esta cuenca hidrográfica está albergando mucha agricultura por primera vez".

“Argentina es la tercera nación productora de soja más grande del mundo, después de Estados Unidos y Brasil, y representa el 18% de la producción mundial. En 2016, las exportaciones combinadas de soja, harina de soja y aceite de soja representaron el 31% de las exportaciones totales del país. Argentina es una república bananera donde la soja es la nueva banana", dice Jobbágy. "Sin soja, nuestras granjas no podrían sobrevivir, y el país tampoco podría sobrevivir. Pero a diferencia del bosque muy arraigado que ha reemplazado, que absorbió grandes cantidades de agua subterránea durante todo el año, el grano de soja tiene raíces cortas y crece solo unos pocos meses al año. Esto ha provocado que el acuífero debajo de la cuenca del Morro se eleve e incremente la velocidad del flujo subterráneo, lo que a su vez provoca el colapso del suelo permeable de la zona.”

Diarios nacionales si hicieron eco de la nota publicada por el periódico inglés y pusieron su atención sobre un tema que los investigadores locales estudian desde hace años y sobre el cual el gobierno provincial recién ha comenzado a ocuparse cuando todo el daño estaba hecho pues a esta altura es irreversible volver las aguas a su antiguo lugar. Todo el panorama empeora porque la napa al subir también saca a la superficie las sales lo que erosiona la calidad del suelo y la vuelve improductiva.

En 2016, el equipo de la UNSL del CONICET  (ISMASL), el GEA (Grupo de Estudios Ambientales) junto al IAI (Inter American Institute For Global Change Research) realizaron un documental científico con todos los estudios realizados sobre esta tragedia ambiental bajo el título “Río Nuevo”.