Buscar

Por qué la provincia no quiere otorgar el boleto estudiantil gratuito

En la capital puntana, más de 27000 estudiantes de todos los niveles académicos viajan gratis en colectivo. Este beneficio se debe a la inversión y la decisión política del intendente Enrique Ponce.

Pero por qué en la totalidad de la provincia no se puso en marcha. La respuesta tiene su correlato con el modelo que encarna Alberto Rodríguez Saá y un sistema de transporte que colapsó en los últimos meses.


Desde el comienzo de año las empresas de transporte de San Luis viven jornadas de preocupación. La quita de subsidios nacionales y la falta de ayuda del gobierno provincial ha generado no solo que los aumentos recaigan en la tarifa, sino también en la imposibilidad de mantener el normal funcionamiento del servicio.


Es por esto que los alumnos que se manejan con el transporte interurbano han visto repercutir su economía y han tenido que afrontar la suba del boleto. Mientras el gobernador especula políticamente y gasta fondos públicos en negocios para sus nuevas empresas constructoras.


Con esa misma hipocresía fue que durante la campaña del 2017 y desde la malograda secretaria de Juventud, el gobierno prometió la puesta en marcha del boleto gratuito. Algo que no solo no ocurrió sino que dejó a miles de jóvenes sin la posibilidad de seguir estudiando.


Se sabe que el gobierno posee los fondos para dar el beneficio, solo basta recordar que nadie sabe qué pasó con el dinero que la nación destinó al transporte. Paralelamente, se gastan desde un ente del Estado como la casa de la Música, millones de pesos en un recital para promocionar la candidatura de la encargada de esta dependencia.


A pesar de megapublicitarse como "progresista", la actual gestión de Alberto no otorgó ningún beneficio a los estudiantes provinciales. Todo lo contrario fijó la educación como un negocio y se limitó a entregar tablets compradas en China y a inaugurar las polémicas escuelas generativas, en detrimento de las tradicionales.