Buscar

Piantavotos con dinero: Cristina evalúa cerrar o no listas con Rodríguez Saá

En medio de una escalada de citaciones judiciales, Cristina Fernández de Kirchner y su grupo más cercano evalúan las posibles alianzas de cara al año que viene. Con un PJ todavía en incógnita, el kirchnerismo quiere cerrar filas a pesar de que muchos no ven a la expresidenta con chances de liderar una candidatura.

A la espera de las resoluciones se encuentra Alberto Rodríguez Saá quien ya avisó que tiene los fondos para la campaña y hasta se atrevió a vender la deuda de la provincia, dato que va a tomar estado público los próximos meses, para juntar “recursos” y ofrecerlos al arco K. En concreto, el dinero que le corresponde a los puntanos se irá sin escala a la campaña del kirchnerismo, así lo confía el primer mandatario dispuesto a todo para “jugar”.


Es tanta la ansiedad del gobernador puntano que hasta aceptaría ser cola de lista con tal de ser parte del convite. Sin importar que los Municipios vean escapar su coparticipación en sus caprichos políticos.


Pero desde el PJ porteño no ven al sanluiseño como una alternativa seria, ni siquiera en una hipotética formula con CFK.


Su nula proyección, sumado a la caída estrepitosa de su imagen positiva cuando a nivel nacional se conoció su participación en la carta a Massera, lo deja muy lejos de las aspiraciones reales.


Además deberá batallar con pesos pesados del peronismo como Felipe Sola o soldados kirchneristas cercanos a la expresidenta como Agustín Rossi, entre otros.


Por ahora, la plata no le estaría alcanzando a Rodríguez Saá para ubicarse entre los candidatos potables. Ni siquiera con la lavada de cara que comenzó a realizar durante su última gestión, escondiendo entre otras cosas sus vínculos en la época de la dictadura militar.