• LPSL

Magallanes, un sindicalista con prontuario turbio

El actual secretario general del Sindicato de Obras Sanitarias de San Luis, Edgar Magallanes, cuya representación está muy cuestionada por las maneras con que procede contra los propios afiliados, y por el sumario administrativo que la Municipalidad de San Luis le implementó así también por la denuncia penal en la Justicia por coimas y hechos delictivos producidos cuando fue Director de SERBA municipal, está realizando operaciones de prensa en busca de apoyo político con nula repuesta hasta el momento.


Durante su gestión en SERBA hubo denuncias de trabajadores por maltratos reiterados y hasta medidas de fuerza de los trabajadores contra este personaje que además los representa en el gremio. Tal situación se volvió insostenible en el tiempo y aceleró su salida del municipio. Con el cambio de Dirección se conocieron los manejos turbios que incluían desde cobros ilegales por conexiones hasta un negociado para llevar agua de forma ilegal a un barrio privado sobre la ruta a Pescadores en el que pretendía utilizar materiales y equipamiento municipal.


Las denuncias también han ocurrido dentro del mismo gremio. Magallanes hace 25 años que está atornillado al sillón del sindicato porque no permite elecciones libres y expulsa con cartas documento por “conducta inapropiada” a todos los demás afiliados que quieren presentarse. En las últimas elecciones gremiales hubo una sola lista, la de él, y tiene el cargo de secretario general hasta el año 2020. El gremio no tiene ninguna actividad a favor de los afiliados “usa el gremio para operar políticamente y tener algún poder, pero está solo con cuatro socios que aprietan a todos. No puede hacer medidas de fuerza porque nadie lo sigue, todos lo han padecido en SERBA.”


Como no puede manejar nada desde adentro se SERBA ahora quiere romperlo, su nueva movida es proponer la tercerización de la empresa municipal de servicio de agua, caso inédito de un sindicalista proponiendo la privatización de un servicio que además es el agua para convertirla en un negocio que está probado no sirve pues todo el dinero de inversiones igual lo terminan poniendo los municipios.


Entre los pocos que lo acompañan, según la información recibida por este medio, se encontrarían un afiliado de apellido Giménez, Gil, y Cruz Sosa (sumariado por el municipio y también con denuncia penal), este último recibía pagos por conexiones de agua estafando vecinos. El pago por el que fue descubierto era de $20.000 y el vecino presentó un recibo firmado por Sosa; en su descargo el operario reconoció los hechos e involucró a Magallanes y Fernández. Otros desistieron de seguir apoyándolo y confirmaron las sospechas en la investigación aportando datos del desmanejo personal de Magallanes.


La causa penal contra este personaje sigue su curso, se ha solicitado que se le haga el desafuero gremial para juzgarlo.


Mientras tanto se dedica a denunciar vehículos rotos porque no sabe que en SERBA hora hay 6 camionetas 0 km, 3 retroexcavadoras nuevas y un camión cisterna 0 km. También se dedica a dar entrevistas diciendo que no hay capacitación a los empleados pero él nunca instruyó las capacitaciones mientras era Director y los empleados denunciaron que Magallanes se les burlaba cuando pedían ropa de trabajo; todas estas razones por las cuáles le fue pedida la renuncia en su momento.


“Su único agite es mediático. Hoy hay 220 empleados en SERBA y cuando él estaba había solo 90 para realizar los servicios y mal organizados por él. Cerraba el área a las 4 de la tarde y recién aparecía al otro día”.


El curriculum general de Edgar Magallanes se limita a ser gremialista, tiene la planta permanente de SERBA y no trabaja por el cargo que se asegura en el Sindicato por el cual cobra para representar a afiliados que no reciben nada de ese gremio. Hasta ahora ninguna agrupación política se ha hecho eco de sus acciones ni es tan suicida para dejarse ver acompañada por este sindicalista denunciado por los trabajadores y vecinos de la ciudad San Luis.