• LPSL

Macri detrás de peronistas de San Luis

Intendentes del oficialismo están preocupados tanto en lo económico como en lo político. Este año debido a la negativa de Alberto Rodríguez Saá de firmar el pacto fiscal, los municipios no recibirán el fondo de solidario de la soja para obras propias y han quedado atados más que nunca a los caprichos del gobernador.


Esta situación de malestar ha sido aprovechada por operadores de la oposición y aliados de la fuerza nacional gobernante para proponer la bajada de fondos a cambio de formar alianzas con vistas al próximo año electoral.


Más de un Intendente del partido gobernante ha puesto el oído a estas propuestas que van desde acercamientos al poggismo para 2019 con el objeto de construir un frente y conversaciones con referentes locales del PRO que quieren rescatar a viejos amigos políticos.


La situación es que todos están dialogando con todos. Especialmente los que son maltratados con internas como la que sufrió Toti Videla (intendente de Juana Koslay) a manos de Vallone. Habrían acudido al rescate y consuelo no solo macristas sino también interlocutores del massismo en San Luis. Esta circunstancia es conocida por el senador Adolfo Rodríguez Saá que corrió a despejarle fantasmas y mostrarle en público su apoyo a Videla luego que la pelea con el ahora diputado fuera sincerada en los medios. El Toti es uno de los funcionarios más rodeado por otros colores políticos de Juana Koslay, tanto del poggismo como de la alianza Cambiemos y los Rodríguez Saá quieren evitar una diáspora en esa localidad, no soportarían que otro referente se sienta traicionado por ellos como les pasó con Nora Videla que se llevó la banca de diputada al bloque de sus adversarios que paradójicamente hoy son sus aliados.


Mucho les ha costado en billetes y contratos reunir la tropa, lo que no resuelven con fondos y obras lo hacen con la palmadita del Adolfo para la foto. Es tan incierto el panorama del próximo año electoral que muchos oficialistas reparten esperanzas en distintos frentes para no quedar mal parados y amortiguar cimbronazos a futuro. La cacería recién empieza.