• LPSL

Más de 200 jinetes en la Segunda Cabalgata Gaucha

Por segundo año consecutivo se realizó este fin de semana la Cabalgata Gaucha en Homenaje a los Granaderos Puntanos que lucharon en la gesta del Gral. San Martín. La misma fue organizada por la Subsecretaría de Cultura y Turismo de la Municipalidad de San Luis.

El sábado 8 de diciembre, más de 200 jinetes de las diferentes asociaciones gauchas de San Luis y provincias vecinas alistaron sus caballos y partieron desde Granja La Amalia hacia Campamento de Las Chacras. Allí los esperaban las Bastoneras de Santa Cecilia que oficiaron de adalides para el homenaje a los heroicos granaderos puntanos. Al mediodía, con la presencia del Intendente Enrique Ponce, realizaron una ofrenda de laureles en el monolito conmemorativo.

Como en toda actividad tradicional gauchesca, no podía faltar una choripaneada que disfrutaron los cabalgantes junto a sus familias. Durante la tarde se realizaron pruebas de destreza de los hombres de campo que mantienen vivas las tradiciones de nuestra tierra. La noche del campamento fue benigna, sin viento y con un clima tibio a las 9 de la noche comenzó el asado para 400 personas y la peña folclórica.

16 parejas del Ballet Folklórico Escuela de Arte, entre malambos, zambas y cuecas, llenaron de pañuelos el aire. Los grupos que tocaron en vivo temas propios del cancionero sanluiseño y de la tradición argentina, fueron: Los Hermanos Guardia, Las Voces del Chorrillero, Los Fulanos y Mabel Fernández.

La mañana del domingo, los jinetes emprendieron el regreso desde Las Chacras hacia Granja La Amalia para cerrar las dos jornadas de la cabalgata con otro rico asado, y la promesa de repetir esta nueva tradición.

Los presidentes de las asociaciones gauchas y tradicionalistas, destacaron la importancia de mantener viva la memoria histórica y las costumbres de nuestra cultura. Muchos jóvenes  participaron de la cabalgata demostrando que las nuevas generaciones, cuyas vidas están relacionadas al quehacer del campo, siguen las costumbres que aprendieron de chicos.


Desde recitadores, payadores, guitarreros, jineteros hasta bellísimas reliquias en plata y oro de la talabartería como arte orfebre, pudieron ser apreciados por los asistentes en esta nueva edición.