• LPSL

Adolfo votó en contra del aborto y ahora hace bromas con el uso de anticonceptivos

En una reunión con dirigentes del interior, el senador Adolfo Rodríguez Saá volvió a mostrar signos de su pensamiento conservador. Para insultar y burlarse de los funcionarios del gobierno provincial, hizo un chiste de la pastilla del "día después".

"Tengo que comprar una caja para repartir en el Gabinete”, disparó el longevo legislador burlándose de los ministros de su hermano. La desafortunada metáfora deja en evidencia el pensamiento de Rodríguez Saá, quien votó en contra del aborto y ahora hace bromas con el uso de anticonceptivos.


Todo pudo verse en un vídeo que se filtró en las redes sociales y que deja mal parado al legislador.

Hace meses se convirtió en un personaje ultra católico y conservador durante la votación de la Ley de Despenalización del Aborto. La realidad es que Adolfo no es más que "un vendedor de buzones" y en los próximos años seguirá jugando con las luchas sociales, sobre todo las que pueda utilizar para sacar rédito político.