• LPSL

Los tarifazos provinciales empiezan a sentirse en el bolsillo de los puntanos

El magro aumento en cuotas que comenzarán a recibir este mes los empleados provinciales no alcanza para pagar los tarifazos provinciales.

Los diputados provinciales cuya mayoría son del oficialismo gobernante provincial aprobaron los altísimos tarifazos que Alberto Rodríguez Saá envió a la Legislatura y comenzarán a sentirlos en sus bolsillos. Un 40% general de aumentos y tasas de hasta el 200% en patentes automotor e impuestos inmobiliarios son los aumentos que los diputados de Unidad Justicialista aprobaron sin chistar y que afectarán a toda la provincia.

Mientras en la ciudad de San Luis el aumento de tasas fue del 26% y aprobada con debate en el Concejo Deliberante, en Luján la Intendenta Mariella Páez Hernández que responde al rodriguezsaaísmo aumentó un 60 % todas las tasas por decreto con su sola firma y decisión.

Esta doble vara es la que maneja el oficialismo provincial que discute los aumentos necesarios en el transporte público de la ciudad de San Luis para adecuarla a los gastos de mantenimiento del servicio, se calla y aprueba altísimos tarifazos  cuando se trata del gobierno de Alberto o algún intendente amigo. Lo mismo ocurre en Villa Mercedes donde en febrero de este año aprobaron sin ningún problema el aumento del boleto de Sol Bus a $14 y la tarifa nocturna a casi $18. Cabe destacar que ese municipio no tiene boleto estudiantil gratuito.

La doble mirada de los legisladores oficialistas también está en no reconocer que el gobierno provincial en materia de transporte no ha implementado ningún beneficio ni para los estudiantes ni los jubilados, ni siquiera ha tenido las presiones de la UTA para poner las máquina lectoras de tarjetas como la SUBE y obligan a los choferes a manejarse de manera insegura con dinero en las unidades, principal razón que esgrimieron para que Transpuntano colocara las máquinas y dejara de usarse efectivo.

Sin ningunas de estas ventaja, el transporte urbano e interurbano provincial no contempla boleto estudiantil gratuito, medida que sí posee la ciudad que constituye un alivio a los bolsillo de las familias y un seguro para que los chicos asistan a la escuela y no falten porque no les alcanza para el boleto como ocurría antes de que este programa fuera implementado.

El gobierno de Rodriguez Saá con un presupuesto para 2018 de más de 26.000 millones de pesos aplicó un tarifazo en los impuestos provinciales que duplica y hasta cuadruplica el aumento que otorgó a los trabajadores y ninguna medida que alivie las cargas en los bolsillos de los contribuyentes. Incluyó también en los impuestos un bono solidario para pagar los planes sociales que entregó en la campaña electoral de su hermano el senador Adolfo Rodríguez Saá. Con todos esos fondos los ciudadanos del área metropolitana que trabajan y estudian a diario en la ciudad capital no solo pagan el transporte provincial todos los días sino que además por movilizarse en auto deben pagar incrementos de hasta 200% en el pago de patentes a Rentas, un doble castigo al bolsillo.

Al contrario del criterio provincial que le hace pagar a los ciudadanos todos sus gastos de campaña, el municipio de San Luis que tiene un presupuesto anual de 1.600 millones de pesos es el que menos aumentó las tasas en toda la provincia y el único que implementa boleto estudiantil universal gratuito para todos los niveles educativos de los habitantes de la ciudad.

Desde el diario perteneciente a la familia Rodríguez Saá se fogonea sobre los aumentos lógicos que demanda la inflación para que los servicios de transporte funcionen siempre y cuando se trate del municipio de San Luis y no aplican el mismo criterio par mencionar el aumento de transporte en Villa Mercedes o el resto de la provincia, y callan sobre los tarifazos implementados por ellos mismos como gobernantes y que no tienen ninguna consideración por los usuarios y contribuyentes.