• LPSL

Los Saá especulan y ya empiezan a abrir el paraguas con respecto a su relación con Cristina

La situación legal de la expresidenta es una de las causas, la otra tiene que ver con dejar un espacio de negociación abierto con otras fuerzas políticas.


A pesar de que en San Luis, algunos de los dirigentes "k" se hayan fanatizado, en la mayoría de los casos por los jugosos sueldos, lo cierto es que Adolfo se fue del bloque Federal pero no se unió con CFK.


Todo lo contrario prefirió armar un pequeño espacio con su ladera, Eugenia Catalfamo, a pesar de perder todos los cargos que ostentaba. Mientras Alberto organiza un acto para intentar que los popes del peronismo lo dejen participar en una posible interna, Adolfo prefiere mostrarse lejos del arco kirchnerista y las causas que caen sobre los exfuncionarios del gobierno nacional.


Incluso en sus medios comenzaron a tratar las noticias judiciales de la exmandataria, algo que hasta hace unos meses no pasaba. La estrategia es más parecer que ser, para las cámaras pueden llegar a mostrarse como parte de una coalición con el kirchnerismo duro usando de chivo expiatorio el sobrino relegado de los Saá. Nicolás que siendo encargado de la casa de San Luis, confundió la provincia con Potosí y busca en todos lados salir en las cámaras al lado de los pesos pesados del cristinismo.


Pero la realidad marca que como en el último tramo de la campaña, los Saá prefieren estar distantes al destino de Cristina y su futuro político.