• LPSL

Los Rodríguez Saá viven en mansiones mientras los puntanos no tienen techo

Con las fuertes lluvias de esta semana quedó otra vez al descubierto la precariedad en la que viven los sanluiseños de distintos rincones de la provincia. Los municipios están asistiendo con sus propios fondos y recurriendo a la solidaridad para ayudar a vecinos que habitan viviendas precarias y que las tormentas han puesto en riesgo de derrumbe.

Ayer por la tarde, circularon los pedidos de ayuda de familias cuyos techos precarios hechos de planchas de madera terciada y nylons habían colapsado por la acumulación de agua, perdiendo Prácticamente lo poco que tenían.


Parece una ironía pero esta semana el gobierno provincial reflotó nuevamente los mails a las personas que se inscribieron en el plan de vivienda que prometió Alberto Rodríguez Saá en las dos campañas anteriores de 2015 y 2017. Como si fuer aun chiste, vuelven a ilusionar a los sin techo en época electoral sin darles ninguna solución.