• LPSL

Los Rodríguez Saá juegan a dos puntas ante la crisis provincial

En el discurso de apertura sesiones que brindó el presidente Mauricio Macri se vio en primera fila a tres senadores “dialoguistas”: Miguel Angel Pichetto, Adolfo Rodríguez Saá y Rodolfo Urtubey. Los tres le garantizarían a Macri la cantidad de votos que necesita en el Senado para sacar sus leyes.


Esto extrañó a los nuevos aliados de su hermano Alberto, gobernador de San Luis. El kirchnerismo comenzó a preguntarse qué hacía Adolfo rosqueando en primera fila con los “traidores” Pichetto y Urtubey. Lo que no entienden los circunstanciales aliados del gobernador es que la provincia está en serios problemas financieros y los hermanos Rodríguez Saá son expertos en mañas políticas como la de poner un huevo en cada canasta. Uno por aquí el otro por allá y así se aseguran caer bien parados ante los cambios de coyuntura.


Como los votos en el Senado siguen siendo de alta cotización, Rodríguez Saá se asegura que de esa manera puede conseguir salvatajes económicos que no podrá obtener por su negativa a firmar el Pacto Fiscal.


Conocen al dedillo el divide y reinarás, y en esta también se dividen los roles entre ellos, Alberto siempre juega de opositor, Adolfo juega de dialoguista.


¿Recibirán los fondos que esperan a cambio de levantar la mano en el Senado?