• LPSL

Los diputados de San Luis tienen sueldos más altos que los nacionales


Ayer miércoles 4 de abril, los diputados provinciales tuvieron su primera sesión del año luego de unas largas vacaciones desde la última el 4 de diciembre de 2017.

Con el escándalo de los cambios de pasajes de los diputados y senadores nacionales, volvió a ponerse en discusión cuánto ganan los legisladores provinciales pues no hay transparencia en el sistema y mantienen como un secreto algo que debería ser público: cuánto perciben , cuántos beneficios tienen, cuántos viáticos cobran, cuánta gente emplea cada legislador, etc.

El sistema actual provincial le otorga a los diputados un sueldo nominal y una cifra en bruto de igual valor que supuestamente iría al pago de asesores, secretarios, etc. Pero es sabido que muchos de ellos embolsan el monto y solo van los días miércoles a la Legislatura ampliando mucho más sus vacaciones.

Al ajustar sus sueldos cada vez que la provincia le aumenta a los estatales, un cálculo ligero permite pensar que están cobrando entre todos los montos alrededor de $180.000 aunque otras fuentes dicen que la cifra es cercana a los 200.000 pesos (algo así como 9.742 dólares por mes). Sea una o la otra, estarían percibiendo más que un diputado nacional con todos los ítems de beneficios incluidos los escandalosos canjes de pasajes por dinero.

 El medio porteño Chequeado.com publicó hoy que el sueldo total que percibe un diputado nacional con todos los beneficios estaría en los $176.000 y el de un senador como Adolfo Rodríguez Saá en $206.000. Esto confirma por qué en San Luis la carrera política para ser diputado provincial es una de las más requeridas, todos quieren acceder a ese jugoso sueldo que supera los cargos nacionales, y cuya función es mucho más tranquila que las ajetreadas sesiones y comisiones del Congreso nacional pues la mayoría automática del rodriguezsaaísmo impide los debates importantes.

Mientras el Indec dice que para no caer bajo la línea de pobreza, la canasta básica de una familia de 4 personas debe ser de $ 17.537 y para no caer en la indigencia $ 6.987, los diputados provinciales no tienen estos problemas porque cobran el equivalente a 19 salarios mínimos vital y móvil, ubicándolos en el segmento más rico de la población.