• LPSL

Los anuncios de Rodríguez Saá están lejos de mejorar las condiciones de trabajo del plan solidario

La existencia de la categoría F, las mujeres en la ruta sin baños químicos y un pequeño aumento salarial.

En el día de ayer, y en el marco de la carrera hacia la gobernación, Alberto Rodríguez Saá hizo anuncios respecto al aumento de sueldos para los empleados públicos, y además para los trabajadores del Plan Solidario.


Si bien en el gobierno provincial no se hacían anuncios de esta índole hace casi dos décadas, como las plantas permanentes, el desconcierto opera una vez más en los trabajadores del Plan Solidario, a quienes les prometen un sueldo muy por debajo del Salario Mínimo Vital y Móvil y les mantienen las condiciones paupérrimas de trabajo.

La realidad de las trabajadoras del Plan Solidario no cambia prácticamente en nada a pesar de los anuncios de Rodríguez Saá.


Las mujeres del Plan han manifestado con temor, las condiciones a las que son sometidas durante sus horas de trabajo. Es una postal ver a mujeres de edad avanzada a orillas de las rutas, expuestas al sol durante varias horas, sin ni siquiera contar con baños químicos.


Además a las trabajadoras se les ha negado su derecho a ser madres, no cuentan con permisos por enfermedad de sus hijos y familiares, incluyendo la incompatibilidad del Plan con la Asignación Universal por Hijo.


La Secretaria "Ni Una Menos" no hace caso a los reclamos de las mujeres del Plan por la falta de licencia por violencia de género.


Como si esto fuera poco, las mujeres son tomadas como rehenes políticos, son condicionadas para asistir obligatoriamente a actos partidarios del gobernador, allí sus coordinadores las obligan a "militar" siendo adoctrinadas constantemente y se les toma asistencia en dichos actos. Mientras que son amenazadas con perder sus planes si llegasen a participar de alguna actividad o recibir en sus casas a candidatos de otros partidos políticos.