• LPSL

Legislatura: el oficialismo no quiere que controlen al gobierno

Un nuevo escándalo tiene como protagonistas a los legisladores del oficialismo provincial. En una maniobra que viola la constitución de la provincia, los diputados del PJ y sus partidos aliados se aseguraron que la oposición no pueda controlar al gobierno.

Con el claro aval del Ejecutivo, acostumbrado a no dar cuenta de los millonarios gastos públicos, el bloque PJ le arrebató a la oposición la posibilidad de nombrar un integrante en el Tribunal de Cuentas.


El cargo quedó para Mercedinos por el Cambio, partido perteneciente al acuerdo programático y que asegurará impedir el control de la administración Rodríguez Saá. Sobre todo en épocas de campañas, donde el saaísmo utiliza el dinero del Estado para financiar a su espacio político.


La Constitución determina que la primera minoría debe proponer a un representante para equilibrara las fuerza y que el control de gastos sea lo más transparente posible. Esto no sucedió y algunos diputados opositores señalaron que todo tuvo que ver con un arreglo entre Alberto Rodríguez Saá y José Giraudo.


Desde hace semanas, este medio ha informado que existe un acuerdo para que Mercedinos por el Cambio, con Giraudo a la cabeza, sea la lista bendecida para ir por el municipio de Mercedes. Esta versión cobra aún más fuerza luego del papelón realizado ayer en la Legislatura, donde el gobernador se aseguró impunidad.