• LPSL

Las “espinosas” facetas de la educación pública provincial

Un flagelo que preocupa a padres y alumnos son los distintos casos de abuso que son denunciados diariamente en escuelas públicas de la provincia.

Los casos suscitados esta semana con la denuncia y sentada de las jóvenes entro Educativo N°2 Paula Domínguez de Bazán y Colegio N°1 Juan Crisóstomo Lafinur, dejan al descubierto la ineficiencia del gobierno a la hora de contener y evitar estos casos de gravedad.


No es la primera denuncia, ya son más de 10 los colegios donde se han registrado hechos de este tipo. En su mayoría el ministerio de Educación actuó tarde y solo apartó a los involucrados.


Ante el cinismo del gobernador Rodríguez Saá de festejar como logro una tarea que debería ser normal, cabe destacar que en ninguna de las situaciones se han realizados denuncias ante la Justicia.


La última gestión de la malograda Natalia Spinuzza no solo no activó el protocolo que establece la Ley de Educación Sexual, sino que a los “sancionados” no se los denunció y se los escondió en escuelas rurales.


Mientras los alumnos están cada vez más desprotegidos y gritan por ayuda, el gobierno parece hacer oídos sordos y se encapricha con el experimento de las escuelas generativas.