• LPSL

Las consecuencias de la demagogia y el oportunismo

Un nuevo acto de demagogia y búsqueda de cámaras se vio ayer en el HCD puntano. Allí los concejales saaístas se rasgaron las vestiduras y sin hacerse cargo de las consecuencias rechazaron la actualización del precio del boleto.

La crisis del transporte en toda la provincia, es en parte por la negativa del gobierno a liberar los fondos destinados a esa temática. Aún sabiendo esto, los ediles eligieron hacer oídos sordos al pedido de la empresa y de los choferes.


Lejos de encontrar una solución, los ediles han elegido lo más fácil buscando sumar votos con el gobernador y ser bendecidos para integrar una lista. De no ser así, es casi imposible que puedan ser parte de la contienda electoral con sus propios espacios. Ya lo demostró el pobrísimo acto realizado el fin de semana pasado.


La no posibilidad de readecuación tarifaria sumada a la nula entrega de subsidios del gobierno provincial traerá aparejado problemas financieros y la continuidad del normal desarrollo de servicio.


En un comunicado que emitió hoy, la empresa detalla la situación que acontece. Con la quita del subsidio no se puede seguir afrontando gastos y los sueldos, ya que se utilizaban la mitad de esos recursos para esa tarea.


La negativa de los concejales que responden al gobierno provincial, busca presionar al Municipio para que se quite los boletos gratuitos estudiantil y jubilado. A pesar de ello, la Municipalidad aseguró que continuará financiando dichos beneficios.

En comparación con otras administraciones, administradas por intendentes que responden a Alberto Rodríguez Saá la tarifa de la capital puntana no se actualiza hace más de un año. En Villa Mercedes ya trepó los 21 pesos y en marzo volvería a aumentar. En tanto, los ciudadanos que utilizan el interurbano abonan 30 pesos, con alta probabilidad de pagar 50 pesos en las próximas semanas.