Buscar

La subsecretaria Giorda tiene mala fe o no sabe de lo que habla


El ex Secretario de Hacienda de la Municipalidad de San Luis, Esteban Pringles, respondió a las declaraciones efectuadas por la Subsecretaria de Control Ambiental, Eliana Giorda, quien manifestó que “durante años la intendencia no controló los comercios de alimentos en la ciudad de San Luis”.  “La Subsecretaria Eliana Giorda, por desconocimiento, encubrimiento o mala intención  está tratando de desprestigiar todo el trabajo de inspecciones  que el área Bromatología realizó en el lapso de los años 2012-2019”, dijo Pringles, quien agregó “Yo le sugiero a la Subsecretaria que antes de decir barbaridades lea la denuncia que presentamos ante el Concejo Deliberante, donde poníamos en conocimiento las gravísimas irregularidades cometidas por el juez Alejandro Ferrari”.


“Se puede corroborar perfectamente que esta funcionaria miente al decir que no se realizaban las inspecciones porque el 27 de noviembre de 2018 a la hora 11:51 presenté formal denuncia por mal desempeño y solicité la iniciación del pertinente Juicio Político en contra del Juez Administrativo de Faltas Municipal, Alejandro Ferrari, con más de 7000 fojas de pruebas de la inacción de ese juzgado a la hora de ejecutar las multas. Con revisar solamente esa denuncia queda en evidencia que Giorda o no sabe de lo que está hablando, o miente deliberadamente”.


“La irresponsabilidad en las manifestaciones de la actual funcionaria municipal me obliga a ser minucioso en la respuesta, aunque todos los datos que tengo para aportarle ya fueron divulgados oportunamente ante los medios de prensa, donde sistemáticamente denunciamos el boicot que sufría el municipio por parte del Juez Ferrari, quien pretendía además percibir el mismo sueldo que un juez de la primera instancia provincial. Si analizamos las actas que fueron enviadas por los funcionarios municipales al Juzgado de Faltas y que no  obtuvieron contestación por parte de este, advertimos claros incumplimientos e inobservancias a las normas que regulan tanto el Procedimiento Municipal, como la aplicación de sanciones”.


“El Código de Procedimiento Municipal establece  el trámite que debe seguirse una vez labrada el acta de infracción. El artículo 37 determina que el organismo municipal del que depende el funcionario interviniente en la comprobación de la falta, elevará las actuaciones directamente al juez de faltas municipal al día siguiente de la fecha del acta y que el Juez dentro de los dos días hábiles de recibidas dichas actuaciones procederá a verificar la viabilidad del proceso sancionatorio”.  Desde el mes de enero 2012 hasta diciembre del año 2017 se enviaron la 581  actas que no fueron contestadas por el Juez de Faltas Municipal, incumpliendo así con el proceso y trámite que establece la Norma".


“Si tomamos en particular algunas de las actas labradas que no obtuvieron contestación por parte del Juzgado de Faltas Municipal encontramos por ejemplo el acta 6079, infractor Palacios Marcos, en la misma se informa que el local comercial no posee habilitación municipal y presenta falencias en cocina y en el sistema eléctrico del mismo sector, además de defectos en el techo que está construido con materiales de carácter inflamable”.


“A simple vista queda la inobservancia al código de faltas municipal 2555/94 que en su artículo 10 establece  “el que careciere del Libro de Inspección y/o Tarjeta de Habilitación o cualquier otra documentación comercial exigible, como así también cuando omitiere su presentación en el momento del control, será sancionado con multa de 40 UMM A 9000 UMM, arresto y/o clausura. En ninguno de estos supuestos esta sanción fue aplicada. Claramente se observa entonces que esta conducta, no solo privó al Municipio de la posibilidad de recaudar recursos, sino también privó al infractor de la posibilidad de descargo y defensa”.  


“Si tomamos y analizamos otra de las tantas actas,  3785 infractor: Rotisería Cachi, en la misma se informa que el propietario obstaculiza la inspección municipal (se adjunta acta). Para los casos de obstrucción de la inspección, el CFM establece en su artículo 27 “el que obstruyere la inspección o realizare actos lesivos de hecho o de palabra con el personal actuante será sancionado con multa de 80 UMM a 25000 UMM o arresto. En el caso señalado arriba a modo de ejemplo tampoco esta sanción fue aplicada!


“Si analizamos otro caso por ejemplo, acta 6207 infractor: Morán Moyano Cristian, en la misma se informa que no ha dado cumplimiento al plazo otorgado, no presenta desinfección comercial, no posee matafuegos, presenta graves problemas de higiene, presencia de alimentos no compatibles al rubro, cables no protegidos y peligrosos. En este caso advertimos otra violación al  CFM que establece en su  art 28  lo siguiente  “Por no realizar dentro de los plazos acordados trabajos de refacción y/o pintura que fueran requeridos por razones higiénicas o de encuadre reglamentario de locales, dependencias, pasillos, cocinas, baños, tanto en lo que se refiere a sus paredes, techos, pisos y aberturas, como así también de los elementos muebles que se encuentran en los mismos. Igualmente el no colocar o no reparar los mismos, igualmente el no colocar o arreglar las puertas o coberturas protectoras de insectos, aberturas existentes como lo exige la reglamentación 40 a 9000 UMM arresto y/o clausura. Ninguna de estas normas fue aplicada por la justicia de faltas a los supuestos señalados anteriormente”.


“Cuando mencionamos la violación del derecho de defensa lo decimos por lo establecido en el artículo 5 del CPM, que  establece la posibilidad del perdón de multa cuando existieran circunstancias que hicieran excesiva la sanción mínima aplicable, pero en su parte final aclara “ que el perdón referido no será aplicable en las infracciones a las normas relacionadas con la sanidad e higiene, condiciones bromatológicas de los alimentos, pesas, y medidas, moral y buenas costumbres, expendio de bebidas alcohólicas a menores de edad, circunstancias claramente establecidas en los casos antes mencionados”.


“El 6 del CPM refiere a la posibilidad de sanción susceptible de corrección cuando una infracción fuese susceptible de ser corregida, entonces el juez de faltas municipal podrá intimar al infractor para que lo haga dentro de un plazo prudencial y suspenderá el trámite de la causa hasta el vencimiento del término. Si este diere cumplimiento la falta se dará por no cometida; mientras que el incumplimiento será considerado circunstancia agravante”. O sea que ante la falta de respuesta por parte del Juez de Faltas el infractor se ve imposibilitado de ejercer su posibilidad de defensa”. 


Citamos a modo de ejemplo los siguientes casos:

· Acta 5085, infractor Las Delicias SRL. En la misma se informa al JFM que se realizó una obstaculización de la inspección por parte del personal del local.

· Acta 5988, infractor: Coria Emiliano Jesús, en la misma se informa que no se ha dado cumplimiento plazo otorgado y falta de comprobantes de pago de seguro y cobertura médica.

· Acta 6106, infractor: Silva Ramona, en la misma se informa falta de habilitación municipal, falta de renovación de libreta sanitaria, falta de certificado de desinfección, falta de matafuegos.

· Acta 5758, infractor:  Gómez Godino Alejandra, en la misma se informa falta de habilitación municipal, falta de seguro, falta de renovación de libreta sanitaria, falta de matafuego.

· Acta 6105 infractor: Properzi Mario, en la misma se informa falta de habilitación municipal, falta de seguro de responsabilidad civil, falta de cobertura médica, falta de desinfección.

· Acta 6095 infractor: Más Leonardo David, en la misma se informa falta de seguro de responsabilidad civil, falta de cobertura médica, falta de renovación de certificado de desinfección, falta de matafuegos, falta de permiso para uso de vía pública.

· Acta 6207 infractor: Moran Moyano Cristian, en la misma se informa que no ha dado cumplimiento al plazo otorgado, no presenta desinfección comercial, falta de matafuegos, falta de higiene, presencia de alimentos no compatibles al rubro, cables no protegidos y peligrosos.

· Acta 2111 infractor MC Sweet SA, en la misma se informa que el establecimiento no posee habilitación municipal, que el personal tiene libreta sanitaria vencida, no presenta certificado de desinfección.

· Acta 6085 infractor Camaño Gustavo, en la misma se informa que se venden bebidas alcohólicas en horario no permitido.

· Acta 6083 infractor García Víctor, en la misma se informa falta de habilitación municipal, libreta sanitaria vencida no presenta boleta de cobertura médica.

· Acta 6009 infractor: Cadile Eduardo en la misma se constata la presencia de un puesto callejero que no presenta factura de compra de mercadería ni pago de introducción en la casilla sanitaria, se opone al secuestro, el acta fue elevada al JFM.

· Acta Nº 6123 infractor Herrera José, en la misma se informa la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido.

· Acta Nº 5885 infractor Gonzales A Inés, en la misma se informa la falta de habilitación comercial, no presenta desinfección, falta libreta sanitaria, matafuegos vencidos en su habilitación, cobertura médica vencida.

· Acta 5490 infractor Agúndez Nadia Noemí, en la misma se informa que no presenta habilitación comercial, no presenta certificado de desinfección, no posee indumentaria necesaria para realizar el trabajo, ni seguros correspondientes.

· Acta 2928 infractor Escudero Eduardo, en la misma se determinan las siguientes falencias, no presenta Habilitación comercial, no presenta desinfección, no hay matafuegos, falta de indumentaria del personal, falta de pintura en paredes.

· Acta 4501 infractor Saccone Mónica, en la misma se informa la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido.

· Acta 2935 infractor Montenegro Cesar, en la misma se informa que no posee habilitación municipal vigente, falta de desinfección, no dio cumplimiento al plazo fijado anteriormente, falta de higiene en baños y comercio.

· Acta 3785 infractor: Rotisería Cachi, en la misma se informa que el propietario obstaculiza la inspección municipal.

· Acta 4075 infractor: Carbone Alejandra, en la misma se informa falta de habilitación comercial, falta de desinfección, falta de libreta sanitaria, no presenta matafuegos, falta de cobertura médica, falta de reordenamiento y polvo en la mercadería.

· Acta 3662 infractor: Cordero e hijos SRL en la misma se establece la constatación al no cumplimiento al horario nocturno estipulado para el cierre.

· Acta 4167 infractor: Alaníz Gabriel, en la misma se establece, falta de habilitación municipal, falta de libreta sanitaria, falta de desinfección.

· Acta 4206 infractor: Díaz Delia Teresa en la misma se establece falta libreta sanitaria, falta desinfección, tarjeta de matafuego vencida, cables expuestos en el salón, falta de higiene en el salón, explotación comercial de otro rubro que el declarado.

· Actas 3559/3562/3236 infractor: Soluc El Rastro, en las actas mencionadas se denuncia dos veces la venta de bebidas alcohólicas en la vía pública y sin el permiso correspondiente.

· Acta 5207 infractor: Ofria Rubén, en la misma se establece falta de habilitación comercial, libreta sanitaria vencida, tarjeta de matafuegos vencida, en el sector de elaboración de comidas se detectan cucarachas y falta de higiene.

· Acta 3505 infractor: García Raúl Daniel, en la misma se establece el incumplimiento del plazo otorgado anteriormente.

· Acta 3718 infractor:  Mijalopulo Martin, en la misma se establece la no presentación de ninguna documentación habilitante

· Acta 038 infractor: Colgate Palmolive en la misma se informa faltante de libretas sanitarias de 160 personas, no tiene habilitación municipal vigente.

· Acta 3721 infractor: Carolino e hijos SRL, en la misma se informa la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario establecido por Ordenanza Municipal.

“En el análisis de las actas enviadas al juzgado de faltas, observamos en las actas  1787, 1789, 1782, 1784, 1785, 1787, de fecha mayo 2017 y en las actas 4158, 4696, 1320, 1321, 1322, 1323, 1324, 1325 de fecha junio 2017 infracciones sobre derroche de agua, aguas servidas en vía pública,  situaciones que fueron informadas en tiempo y forma por actas enviadas al juzgado sin ninguna medida sancionatoria aplicable, cuando la Ordenanza 2698/97  modificatoria de la Ordenanza 2555/94 establece claramente en el artículo 13 que el que arrojare agua potable o hiciere uso de la misma para el lavado de vehículos en la vía pública será sancionado con multa de 333 UMM hasta 25000 UMM o arresto. Toda infracción posterior será sancionada además de la multa que corresponda con la colocación de una llave especial precintada para reducción del caudal que permitirá únicamente el pasaje mínimo para el consumo humano”.


Clausuras


Con respecto al levantamiento sistemático de las clausuras dispuesto por Ferrari, Pringles dijo “En el período 2012 a 2019 se realizaron 121 clausuras a locales comerciales y establecimientos nocturnos; señalamos que dentro de ese número se destaca que la mayoría de los locales clausurados son reincidentes o infractores habituales, lo cual de acuerdo al CPM debería tener un tratamiento más riguroso”.


“De acuerdo con el  artículo  21, donde se analiza la reincidencia se consideraran reincidentes a los efectos de este código las personas que habiendo sido condenadas por la comisión de una falta municipal, incurran en una de igual especie dentro del término de dos años. En tal caso el máximo de la sanción podrá elevarse al doble. Se hace referencia a este punto porque de tener un tratamiento como reincidentes, no solo es distinto el tratamiento legal, sino que además la multa se puede elevar al doble”.


“Sin embargo, observamos en muchas actas de clausura el levantamiento de la medida el mismo día en que el comercio fue sancionado. Por ejemplo Oficio N° 63-JFM-2016 ordenando clausura y el mismo día Oficio N° 72-JFM-2016 ordenando levantamiento de clausura. Si analizamos las actas de los funcionarios municipales en algunos casos puntuales, por ejemplo locales nocturnos y boliches bailables, hay falencias considerables que no pueden ser subsanadas de forma inmediata y aun así la medida procedió”.


“El Código Procesal de Faltas Municipal establece en el artículo 17 inciso b que “la clausura o suspensión de la actividad no excederá de 90 días y solo proseguirá sin término cuando se requiera subsanar las causas que la motivan hasta el cese de estas”. Entendemos que en situaciones donde hay una violación a las normas de higiene las falencias pueden ser subsanadas rápidamente, pero cuando se trata de modificaciones sustanciales o edilicias la subsanación no puede darse tan rápidamente que permitan el levantamiento de la medida en el transcurso de 24 horas”.


“Hay otros supuestos observados en las actas de los funcionarios municipales donde no solo hay violación a las normas de higiene, sino también falta de documentación habilitante, seguros, responsabilidad civil, o falta de desinfección, donde se permitió el levantamiento con la sola exigencia de mejorar las condiciones de higiene, pero no se exige el cumplimiento de las Ordenanzas municipales que requieren Habilitación Municipal y demás recaudos, advertimos también aquí un incumplimiento a la norma”.


“Se adjunta a modo de ejemplo el acta a Black Line con fecha 28/02/2016, donde se labra acta porque se constata que no posee habilitación municipal, no posee certificado de desinfección, no posee seguro de responsabilidad civil y cobertura médica, no posee libretas sanitarias por lo que se procede a la clausura y el propietario se niega a la medida. El día 8/05/16 por acta 1914 se constata que sigue sin habilitación municipal, no posee consigna de efectivo policial y obstaculiza la inspección negándose a la misma. Por Oficio 194-JFM-16 de fecha 10/05/16 la Municipalidad procede a la clausura y por Oficio255 el JFM-16  levanta la medida”.


“El día 25/09/16 se realiza otra inspección donde nuevamente se constata falta de habilitación, certificado de desinfección vencido, no posee seguro de responsabilidad civil, ni cobertura médica , las mismas falencias señaladas con anterioridad las cuales no fueron subsanadas, pero igualmente la medida fue levantada por parte del juzgado de faltas”.

“Es necesario preguntarse en estos supuestos, si solo con el pago de la multa prevista por el código de faltas municipal el levantamiento de la clausura parece proceder, lo que motiva que la falencia siga subsistiendo tal como queda comprobado en este supuesto donde con fecha 25/09/16 se vuelve a clausurar por los mismos motivos y por oficio 780 JFM -16 vuelve a levantarse. La misma situación se visibiliza en el lugar Morena o London ex Morena, La pulpería, Bendito Club, Deja Vu, actas que también se adjuntan en la denuncia presentada ante el Concejo Deliberante”.


“Si tomamos por ejemplo el siguiente caso expediente 1812-Z-17 S/ZELAYA JAIME S Infracción, en el Oficio 858 JFM-17 se notifica a la Dirección General de Comercio e Inspecciones de la Municipalidad que al local comercial antes mencionado se le ha agravado la sanción y se le aplicaron 10 días más de clausura a los 20 días anteriormente establecidos y un exhaustivo seguimiento al mismo por parte de los inspectores. Nos preguntamos entonces sobre la actuación del Juzgado de Faltas donde se observa claramente que en otros supuestos si aplica con rigurosidad la norma, no así en boliches y lugares nocturnos, donde el pago de la multa pareciera bastar para levantar una clausura, sin seguimiento, sin exhaustivo control y sin agravantes aun para reincidentes, como el caso anteriormente mencionado”.


“Para reforzar aún más la postura que sostenemos sobre la negligente y corrupta actuación del Juzgado de Faltas, adjuntamos las constataciones realizadas por Escritura Pública por ante el Escribano Luis Fernando Cangiano Gargiulo, Reg. N°25 de la Ciudad de San Luis, donde titulares de establecimientos nocturnos, bares, boliches realizaron denuncias”:

· ESCRITURA N° 143 de fecha 28 de Agosto de 2018, donde el Sr FIOCCHETTI, M con D.N.I n° 24190282, expresando que es titular del emprendimiento llamado Mitos Club, donde denuncia que ha sido objeto de persecución por parte del Juzgado de Faltas, informando que el motivo responde a que se niega a aportar el canon mensual que pagan sus otros colegas del rubro al Juez de Faltas a fin de tener un trato diferencial al momento de imponer o levantar sanciones.

· ESCRITURA N°195 de fecha 26 de Octubre de 2018, donde el señor Gramuglia, Sebastián D.N.I. 29530794 , expresando que es titular del emprendimiento comercial Bar Don Diego, declarando que en los años 2015/16 su negocio comenzó a ser objeto de clausuras por parte del Juzgado de Faltas ante lo cual pagaba las multas para poder seguir operando , que en esa fecha se contactó con él un abogado de apellido Olivera Aguirre, que le propuso que los inconvenientes que venían teniendo se podían solucionar a través del pago mensual de tres mil quinientos pesos con la finalidad de no ser objeto de más clausuras que él era el nexo con el Juez de Faltas  y efecto el pago durante cinco o seis meses durante los cuales no tuvo inconvenientes , hasta que dejo de pagar y comenzaron los oficios de clausura nuevamente.

· ESCRITURA N°186 de fecha 19 de Octubre de 2018, donde el señor Santos Claudio D.N.I 25123242, expresando que es titular del emprendimiento llamado Deja Vu e Ibiza Bar, donde denuncia que hace un año y medio atrás, han venido pagando en concepto de canon mensual la cantidad de seis mil quinientos pesos a fin de tener un tratamiento diferencial por parte del Juzgado de Faltas , los cuales serían recaudados por una persona de sexo masculino quien haría la recaudación para el Juez de Faltas y a cambio recibiría un tratamiento diferencial en cuanto a infracciones clausuras , trabajar fuera de horario y días permitidos , además denuncia una asociación que proponía el Juez donde le permitía abrir los días miércoles a cambio de repartir la recaudación al 50%.

· ESCRITURA N°196, de fecha 31 de octubre 2018, donde la señora Avaca Claudia D.N.I n° 28091371, denunciando que hace varios años atrás ella trabajaba en un bar denominado YQ hoy Ibiza propiedad en ese momento de Pocho Vargas y de los mellizos Berardo, y recibió un llamado de un abogado de San Luis a fin de que se comunicara con los mellizos para hacerle llegar la propuesta de reabrir el bar que habían clausurado ya que él era amigo del Juez de Faltas, poder así reabrir sin tener que pagar la multa , pagando un abono mensual pero que la operatoria solo la haría por su intermedio ya que no quería tener trato con los empresarios, el canon al que hace referencia es de 7000, y ellos llegaron a un acuerdo y pagaron al abogado luego de una reunión en su auto personal. Además le propuso que intermediara con otros empresarios para que se adhirieran a este sistema. El vínculo con el abogado lo tuvo durante un año y medio, pero después este le contó que se peleó con el Juez y que la recaudación la había seguido realizando un señor de apellido Astudillo. Posteriormente consigue un trato directo con el Juez de Faltas y lee algunos fragmentos de WhatsApp arreglando así los levantamientos de clausuras no solo del bar sino de allegados.


Decomisos y donaciones


“Otra circunstancia que también llama la atención son los casos de decomiso y donación, donde la mercadería se destina a comedores y merenderos barriales claramente vinculados con el gobierno provincial, por ejemplo Merendero Estrellita de Belén, Merendero 9 de Julio, Merendero Corazones Solidarios, Merendero Evita (sentencia N ° 257/17 de fecha 27 de abril del mismo año). En resumen, la cantidad de actas que fueron enviadas al Juzgado de Faltas fueron total de 5556 actas entre el período diciembre 2012 hasta diciembre 2017 inclusive. De la cantidad mencionada 509 corresponden a clausuras”.


“Si tomamos como referencia el Código de Faltas Municipal para establecer sanciones o multas correspondería aplicar el artículo 44 del capítulo V  referido a faltas a la moralidad, buenas costumbres y espectáculos públicos, el mismo establece “El que infringiere las normas, buenas costumbres y espectáculos públicos, será sancionado con multa de 80 U.M.M A 25.000 U.M.M, arresto y/o clausura o inhabilitación”.


“Para establecer un estimativo de lo que debería haber recaudado el Municipio por este concepto en los periodos mencionados tomamos un promedio entre el mínimo y máximo estipulado en la norma, sería 12.000 U.M.M,( calculando por 509 actas) por lo cual estimamos que en el concepto de clausuras correspondería una recaudación de 11 millones y medio de pesos (valor que surge del monto de 12.000 U.M.M por el valor de la unidad $1.90”.


“Para establecer otro estimativo de la recaudación en concepto de secuestro de mercadería (370 actas) e intervención (173 actas) originadas ya sea en transporte de la misma o en manipulación sin cumplir con lo que establece la normativa, el código establece en el artículo 18/19 multa de 80 U.M.M a 25.000 U.M.M. Si usamos el mismo criterio anterior,  la recaudación estimada seria de 12 millones y medio de pesos, sin tomar las demás actas tabuladas, debido a que las mismas no fueron contestadas por el Juzgado de Faltas. En total estamos hablando de casi 24 millones de pesos menos se recaudaron por este comportamiento del Juez de Faltas”.


“Yo le sugiero a la subsecretaria Giorda que antes de hacer declaraciones debería revisar todas las actuaciones que el Cuerpo de Inspectores que envió al Juzgado de Faltas, en particular le recomiendo el que lea el expediente  958/18 HCD, de la denuncia contra el Juez Ferrari, porque si no claramente Ferrari vuelve a tener socios en esta nueva Gestión Municipal, como lo fue Astudillo, el recaudador del Juez”, concluyó Esteban Pringles.