• LPSL

La inseguridad no da tregua en la provincia

La ola de inseguridad que atraviesa la provincia no da respiro. La gente está harta de la falta de acierto de la policía, nunca están cuando se los necesita y llegan tarde cuando los llaman. Los ciudadanos conviven con los hechos delictivos y lamentablemente para ellos quienes serian los encargados de la seguridad brillan por su ausencia. Ya no es solo un problema menor, los motochorros y las salideras son moneda corriente en la ciudad y los vecinos viven con miedo.

“Ya no sos dueña de caminar tranquila ni por el centro, a mi me robaron la cartera dos tipos armados en Mitre y Las Heras, llamé a la policía y aparecieron casi tres horas después” le dijo a este medio una vecina de la zona.


“Es terrible que tengamos que conformarnos con salir ilesos de esos hechos, por este lado no ves pasar un patrullero casi nunca y estamos a unas cuadras de la plaza principal”, agregó.


En los barrios la situación no difiere demasiado y hasta en algunos casos la violencia con que actúan los delincuentes no tiene límites, golpes, armas y peor aun si no consiguen lo que desean. Un vecino del barrio CGT le relató su experiencia a LPSL “A mí me robaron el celular y me pedían plata, como les dije que no llevaba dinero encima me empezaron a golpear, tuve suerte que salieron unos vecinos que escucharon los gritos, sino no se que hubiese pasado”,


“San Luis ya no es mas lo que era, yo caminaba tranquilo y ahora eso es imposible” dijo con un dejo de lamento. Falta de ideas o falta de ganas a la hora de tratar de llevar adelante una política que le de soluciones sobre la inseguridad a los ciudadanos, o una mezcla de ambas, ya que desde el Ministerio de seguridad solo se limitan al silencio y la Policía de la provincia hace agua desde sus altos mandos.