• LPSL

La inseguridad no cesa en la provincia

Con un ministro de Seguridad que no se presenta a los pedidos de informe e interpelación por parte de la legislatura sanluiseña para informar con respecto a la situación actual de la policía provincial y la inseguridad que se vive día a día, los robos y delitos aumentan en la capital puntana.

Tres hechos delictivos han dado de que hablar en estos últimos días en la capital de la provincia de San Luis. El ministro de Seguridad, Ernesto Nader Ali, mas allá de solucionar un conflicto que data desde que Alberto Rodríguez Saá asumió su gobernación en el año 2015, sigue con los festejos por la reelección a gobernador del mismo y por haber sido elegido, por el voto comprado, como intendente de la localidad de La Toma, deja bastante que desear con respecto a las funciones que debe llevar adelante en su cargo como funcionario del gobierno.


El día de ayer, 18 de junio, en pleno centro de San Luis, robaron una camioneta 4X4, que luego fue encontrada en un barrio del sur de la capital. El dueño la había dejado estacionada enfrente de su negocio en Rivadavia y Tomas Jofre, y solo unos minutos mas tarde, la camioneta ya no se encontraba allí. A través de una cadena de difusión por las redes sociales, pudieron dar con el vehiculo, el cual había sido abandonado en el barrio Estrella del Sur. Todavía se están haciendo las pericias para determinar como hicieron los delicuentes para abrirla, hacerla arrancar y ver si sustrajeron algún elemento del interior.


Ayer también, se registro un robo a mano armada en una distribuidora en pleno centro de la ciudad de San Luis. Eran entre tres y cuatro los ladrones que se movilizaban en un auto. Sorprendieron al dueño de la empresa Ferrero cuando llegaba al edificio pero sus colaboradores lograron reducir a uno de los atacantes. Los otros escaparon.


Por último, los vecinos de los barrios de la zona sur de la capital, no dan tregua con los robos y los hechos de inseguridad que viven cada vez con más intensidad. En el barrio  Juan Domingo Perón, Estrella del Sur y Solidaridad ya no saben que hacer. En lo que va del mes hubo 18 ilícitos y aseguran que la Policía conoce a los delincuentes “pero no los detienen”.


El delito parece haberse instalado y los delincuentes cometen los asaltos sin importar el horario y si los propietarios están o no adentro de sus casas.Semanas atrás, vecinos de distintos puntos de la ciudad, mantuvieron reuniones con funcionarios y referentes del ministro de Seguridad, pero no obtuvieron solución alguna, la situación se agravó y fueron tildados de botones recibiendo inclusive amenazas.


La Policía solo hace recorridos durante el día y saben quienes son los delincuentes ,pero la falta de respuesta por parte del Estado, ha logrado que algunos vecinos se muden sin esperanzas de que el panorama cambie algún día.