• LPSL

La grieta Saá dejó al descubierto el sistema mafioso de inteligencia en San Luis

Dirigentes del sector del PJ que responde a Adolfo Rodríguez Saá denunciaron a través de un comunicado que policías encubiertos realizan tareas de inteligencia en su contra.

Recién en 2019 y en medio de una grieta interna, dirigentes del peronismo saaísta reconocen lo que fue un secreto a voces. La persecución y el espionaje a distintos dirigentes de la oposición. El sistema cuasi mafioso es utilizado desde siempre por el oficialismo provincial y los que hoy denuncian son los que lo ejecutaron en distintas ocasiones.


En la política puntana se recuerda el papel de los comisarios de la Policía persiguiendo opositores al régimen saaísta y el rol de Carlos Sergnese. Este último es mal recordado por haberse llevado archivos en su por la exSIDE, durante la fugaz presidencia de Adolfo.


El mismo Adolfo ponía a su disposición la Policía, todavía se recuerda como manejaron los servicios el caso del actuar senador cuando atropelló a dos embarazadas en Justo Daract.

En ese momento, Rodríguez Saá armó una especie de grupo de inteligencia para vigilar a los vecinos en los pueblos, generalmente los que no apoyaban su espacio político.


La victimización de los adolfistas desnuda un flagelo que se ha vivido en San Luis desde la llegada de los hermanos al poder. Con persecuciones, amenazas y aprietes a quienes no comulgan con su régimen.


La Policía lejos de ser la institución de debe velar por la seguridad de los ciudadanos, es una cuna de investigaciones y espionaje. Mientras se sufre una de las peores olas de inseguridad de la historia.