• LPSL

La curiosa historia del toro semental puntano más vendido de la historia

Una de las historias más conocidas y curiosas del mundillo político puntano tiene que ver con un toro. Si, un toro, quizás el más vendido de la historia aunque nunca haya salido de su establo.

Por más graciosa que suene la anécdota, tiene que ver con una familia muy poderosa y ligada al gobierno de San Luis que usaba la venta del toro para cobrar favores. Quienes compraban el animal eran bendecidos con alguna licitación o contrato.


Cuentan testigos de estos acuerdos que todo sucedió por el año 2007, en un pueblo del interior provincial e involucró a varias empresas que luego "ganaron" obras importantes.


"Si querés ganar la licitación anda a comprar el toro”, era la frase que recibía cada empresario al intentar acercarse al gobierno. La transacción consistía en la compra del ejemplar a un precio exorbitante y de esa manera sortear el peaje para entrar en los "negocios".


Lo cierto es que el animal nunca salió del campo a pesar de ser vendido una innumerable cantidad de veces. Quienes efectuaban el pago solo se llevaban un papel de compra venta y le sumaban más puntos al toro que ya entraba en el record guinness.


Si usted viene leyendo estas líneas y piensa que todo se trata de una fabula, desde LPSL le aseguramos que es más que cierta y corroborada por varios testigos de las transacciones. Esta historia pinta de la mejor manera los negociados de quizás la familia con más años en el poder en la provincia y deja abierta la puerta para entender cómo hicieron su inmensa fortuna en solos tres décadas.


Finalmente el toro, hacedor de mucho dinero, tuvo su recompensa y fue inmortalizado en un monumento. Lo grotesco del relato nos deja un interrogante, si pudieron recaudar millones con un vacuno ¿Cuánto habrán ganado con otros negocios?