• LPSL

Intentaron parar la recolección por el inicio de un juicio contra Alejandro sosa

Dos sindicalistas acompañados de ocho miembros de las comisiones directivas de Ate y del gremio municipal impidieron anoche durante algunas horas la salida de los camiones del servicio de recolección de residuos.

Alejandro Sosa y Fernando Gatica amenazaron a los recolectores con “abandonarlos” si alguna vez tienen algún problema gremial si no se plegaban a la extorsión.


La protesta casi unipersonal de Fernando Gatica apunta a posicionarse dentro del panorama gremial ante el ninguneo general del que es objeto. Gatica, quien el año pasado llegó al extremo de quemar una camioneta para luego denunciar un atentado e intentar cobrar el seguro, ya intentó en dos oportunidades fogonear protestas contra la municipalidad, pero ambos aprietes naufragaron en la payasada.


La bronca de Alejandro Sosa coincide con el inicio de acciones judiciales por parte de la Municipalidad para el cobro de la deuda que el gremio mantenía con una persona que usurpaba el Predio Municipal de Puente Blanco. Como Sosa no pagaba la suma reclamada la Municipalidad se hizo cargo de la deuda para destrabar el conflicto y recuperar el predio.


Sosa hasta 2014 fue concejal, sin embargo durante ese período no presentó ningún proyecto para mejorar las condiciones de trabajo de los empleados municipales y también fue denunciado por la compra de votos a cambio de 800 pesos en las elecciones gremiales. Como Sosa no posee estructura propia dentro del gremio, para conformar la comisión directiva acudió a representantes gremiales que no eran cómplices y entonces fue denunciado por el tesorero, Jorge Chávez, luego del vaciamiento de las dos cuentas que el gremio poseía en el Banco Superville.  Además el gremio municipal hasta el mes pasado funcionó sin cuit, situación que fue informada por el Secretario de Hacienda de la Municipalidad ante el Banco Central y también Alejandro cobijó en el gremio a un ex empleado municipal echado por robo de cheques.