• LPSL

Intendentes cruzaron al ministro Mones Ruiz por los fondos del plan “lucha contra la pobreza”

Eduardo Mones Ruiz es ministro de Gobierno, Justicia y Culto y hombre de absoluta confianza del gobernador Alberto Rodríguez Saá. Ayer fue el protagonista de un papelón notable al no querer recibir a un grupo de intendentes de las localidades del interior de San Luis.

El pedido de audiencia se hizo de forma presencial en los pasillos del ministerio, a lo que Mones Ruiz catalogo como “patoteril”.


Los intendentes y algunos concejales de localidades como Villa Mercedes, Merlo, Luján, Las Chacras, se acercaron al edificio público con el fin de presentar sus proyectos ante el ministro en el marco del “Plan de Lucha contra la Pobreza”. A través de este plan, el gobierno destinará 700 millones de pesos para obras o mejoras de servicios en las localidades que quisieran participar.


Pero, sin sentir vergüenza, Mones Ruiz anunció en el día de ayer a los intendentes presentes que la posibilidad de acceder a estos recursos se daría solo a los intendentes que respondieron al gobernador. La misma respuesta recibieron los mandatarios cuando se le consultó acerca de los subsidios al transporte, ya que entienden que luchar contra la pobre es también mantener estable el precio de los pasajes.


Sin dudas, este se transforma en un capítulo más dentro de la novela del PJ, donde la lucha por mantener el poder se divide entre Adolfo y Alberto Rodríguez Saá.


Resulta necesario que el ministro mantenga la dignidad, aunque sus bajas acciones demuestren lo contrario. Mones Ruiz debería reflexionar acerca de su papel INSTITUCIONAL y dejar de lado la “politiquería”, como algunos llamarían a este actuar.