• LPSL

Impostores: a nivel nacional aplauden el ajuste pero en el concejo se disfrazan de trostkystas

El bloque de Avanzar Cambiemos en el Concejo Deliberante dejó nuevamente al descubierto el doble juego que despliegan desde que llegaron de manera inexplicable a ocupar tres bancas en el cuerpo deliberativo municipal. Los concejales que responden en la ciudad a Mauricio Macri a nivel nacional mantienen un silencio vergonzante respecto a los descalabros económicos producidos por los desatinos del macrismo, mientras que a nivel local pretenden camuflarse como una especie de trostkysmo de saco y corbata, que se opone a lo mismo que aplaude a nivel nacional.

Javier Suárez, luego de una inocua gestión de cuatro años, ahora pretende posicionarse para una utópica reelección y para hacer campaña eligió disfrazarse de abanderado de los humildes y oponerse al aumento del boleto, incremento derivado de un salto en el valor del dólar de casi 15 pesos en dos días producido luego de que el macrismo perdiera las PASO hace dos semanas.


Ante la impresentable perfomance de Cambiemos en la ciudad y ante la escasa respercusión mediática de la estrategia desesperada de Suárez para que sus correligionarios lo tengan en cuenta para la futura lista, el ya casi finiquitado concejal solo obtuvo repercusión en la pobretona "San Luis Real", una página web ideada por Alejandro Cacace, quien antes basaba su estrategia mediática en la aún peor "Mi Reino Mis Reglas".


Por los cuestionamientos hacia David Suárez, un ex empleado de Casa de Gobierno que esconde su identidad luego de que fuera procesado por el robo de un televisor en 2004, Cacace para hacer circular sus ratones ahora utiliza San Luis Real, El Diario de San Luis (una web de un militante radical de Villa Mercedes de nombre Santiago Altamirano) y La Posta de San Luis, también de una militante radical de nombre Silvana Sola.


La evidente estrategia de Cacace y los suyos es mantener en funcionamiento la pyme política que explota carguitos legislativos con el objetivo de mantenerse a flote viviendo del Estado, pero sin incomodar al gobierno de la provincia. De ese modo ese grupo amenaza con dividir a la oposición en las próximas elecciones municipales, si es que antes Enrique Ponce no accede a las maniobras extorsivas orientadas a transformar la municipalidad en una bolsa de trabajo de militantes desocupados, a los que en diciembre seguramente se sumará Javier Suárez.