• LPSL

Funcionarios del gobierno usan bienes y dependencias públicas para hacer campaña

Sin un milímetro de vergüenza, funcionarios del gobierno organizan reuniones en dependencias del Estado puntano de cara a la campaña que comenzará en las próximas semanas. Abusando de sus lugares temporales al frente de distintos sectores del Ejecutivo puntano, un grupo del riñón de Alberto Rodríguez Saá utiliza los bienes que son de todos los ciudadanos para hacer proselitismo a su favor.

Según un informe del sitio ZBOL.COM.AR, Felipe Tomasevich y Natalia Spinuzza, entre otros funcionarios, realizaron una reunión en las instalaciones de Vialidad Provincial.

Sin tapujos, mostraron en las redes sociales de la agrupación ultraalbertista "Hay Equipo", el encuentro donde se puede divisar además de maquinaria que corresponde al Estado provincial, empleados del ministerio que conduce Tomasevich.


El uso de recursos públicos con fines electoralistas está prohibido por la ley electoral y quien lo realiza puede incurrir en la comisión del delito de malversación de caudales públicos previsto en el art. 260 del Código Penal. Pero en San Luis, la justicia íntimamente ligada al régimen que administra la gobernación, mira para otro lado y permite estas prácticas antidemocráticas.


Durante 2017, los hermanos Rodríguez Saá hicieron un uso grotesco de los recursos públicos, utilizándolos para su beneficio político y dejando en evidencia una de las prácticas que más retrata el poder feudal que detentan hace más de 35 años.


Claramente ningún partido de la oposición podría usar dependencias del Estado para fines electorales, ya que el saaísmo históricamente ha hecho uso y abuso del patrimonio de todos los puntanos.