• LPSL

Fracaso del gobierno con los planes electoralistas de empleo joven

El programa “Empezar” murió antes de nacer y deja al gobierno mal parado una vez más ante los jóvenes. La intención del Rodríguez de volver a usar ese grupo etario demuestra la desesperación que existe en Terrazas por el escaso apoyo a la reelección.

En 2017, miles de chicas y chicos fueron parte de un plan de becas que el gobernador utilizó para dar vuelta la aplastante derrota en las PASO. La escusa era la presentación de proyectos, que además de nunca realizarse fueron un sueño truncado para quienes lo presentaron. En 2018 Alberto dejó a más de 22 mil jóvenes sin ese ingreso y en el pico de pobreza más grande de la historia en la provincia.


El fracasado ministerio de Juventud, convertido en el “nido” de los jóvenes POP, tira manotazos de ahogado para recuperar a jóvenes que hoy le dan la espalda al gobierno. Esa desesperación está más que marcada en el lanzamiento del plan “EMPEZAR”, una medida electoralista que no solo es irrealizable sino que llama a la juventud a dejar los estudios para obtener una pasantía.


Toda una canallada de Rodríguez Saá, que lejos de apostar a la formación y la educación busca mantener a los jóvenes sin poder crítica y alineados bajo planes sociales. Por ese lado, va la política de cerrar escuelas de educación tradicional y convertirlas en el experimento de las “generativas” que lejos de formar e incentivar, propone una alternativa más “fácil” para cumplimentar los estudios obligatorios.


Sin oportunidades, sin empleo y sin futuro con el actual modelo de gobierno, hoy la juventud es más que distante al proyecto político de Alberto.