• LPSL

Estilo Maduro: los detalles del acto de Alberto Rodríguez Saá llenado con gente obligada a ir

El sábado 8 de junio se llevó a cabo en el ex hipódromo, el acto de campaña del Frente Unidad Justicialista donde Alberto Rodríguez Saá volvió a su mala costumbre de obligar a la gente, que trabaja en los distintos planes que otorga el gobierno, a asistir al mismo.

El Gobierno, es su intento de mostrar el poderío que tiene en un “multitudinario” acto en la capital de la provincia, obligó a los miles de ciudadanos que son beneficiarios de los planes sociales a asistir, como a lo largo de toda la campaña, a este acto electoralista donde se presentaban los candidatos del Frente Unidad Justicialista.


En distintas fotos de este acto, a los muchachos encargados de la parte de prensa y fotografía de la campaña, se les paso por alto que de fondo se notan la cantidad de colectivos que trasladaron obligadamente a los asistentes al lugar. Aproximadamente fueron 50 colectivos de empresas que responden al gobierno y que se aprovecharon del aparato estatal para hacer traslados desde distintos puntos de la ciudad y localidades vecinas.


Recordemos que estas empresas hace unos meses recibieron un préstamo del gobierno por $35 millones para afrontar la crisis que tenía el transporte interurbano y que debido a este préstamo, dichas empresas tienen que responder al gobierno con el traslado de los asistentes a cada acto que realice Rodríguez Saá y además deben llevar pegado en el vidrio de atrás, la propaganda de la candidatura de Alberto Rodríguez Saá para la reelección como gobernador.


El Gobierno obligó a los trabajadores del Plan de Inclusión Social, jóvenes beneficiarios de becas y coordinadores de merenderos a asistir al acto porque no tienen opción. Se les advierte que si no están presentes, serán despedidos. El último sábado se pudo ver que mientras hablaba Alberto Rodríguez Saá, miles de personas se retiraban.


Alberto Rodríguez Saá, por su parte, se volvió a mostrar como una especie de dios omnipresente, alza los brazos hacia el cielo tratando de demostrar poderío y amenaza constante que a través de “Yo te doy un plan social, vos me das tu voto” mantiene cautiva y dependiente de su persona a la población que debido a la mala gestión del gobierno (no habiendo generado empleos)  no puede vivir sin los planes sociales. El futuro es el que él decide y en esto se traduce la conformación de su gabinete, que en su gran mayoría son amigos de su hijo.


Los actos de Rodríguez Saá siguen demostrando la gran mentira que fue y que es su gobierno desde que asumió en 2015; falta de generación de empleo, sistema de salud pública en ruinas, sistema educativo en decadencia y sin un plan de construcción de viviendas que permitan el progreso en los habitantes de la provincia