• LPSL

En plena cuarentena, Edesal aplicó un nuevo tarifazo


La empresa prestataria del servicio de luz y propiedad de Mario Rovella aumentó más de un 200 % la tarifa de energía eléctrica. Basado en la "fórmula de consumo estimado", la firma impuso un nuevo tarifazo que golpea de lleno en el bolsillo de los puntanos. El incremento llega con el guiño del gobierno provincial, que lejos de evitar una situación que perjudica la vida de los puntanos, hace la vista gorda. Acusando la cuarentena, la empresa realizó mediciones “a ojo” y con una formula que beneficia a la propia empresa. Con esta nueva medida algunas viviendas pasaron de registrar un consumo de 400 a 1500 kw, lo que generó que los domicilios reciban boletas de entre los 6 y 10 mil pesos, la misma tarifa que se le cobrara a un comercio. La “avivada” de Edesal llega en un momento frágil y en pedio de una pandemia que ha deteriorado la economía en los hogares, por la imposibilidad de, realizar actividades en distintos rubros. En marzo, la empresa ya había colocado un aumento del 38% en la tarifa, justificado por el propio gobierno, al que le pareció “razonable”. Tanto las deficientes condiciones del servicio, como la falta de inversiones son moneda corriente, mientras Edesal posee el monopolio de la energía eléctrica en la provincia. Todo gracias a la “estrecha relación” de su dueño con los hermanos Rodríguez Saá.